Logo
Print this page
Martes, 09 Enero 2018 00:00

Sídney hierve a 47,3 ºC

Rate this item
(0 votes)

Se trata del registro más caliente en 79 años. Las autoridades buscan evitar incendios.

Mientras los norteamericanos enfrentan un duro invierno y en algunos condados del sur por primera vez cae nieve, al otro lado del planeta, los australianos encaran un duro verano. En Sídney el termómetro marcó 47,3 ºC , una cifra que no se registraba desde 1939.

El gobierno local adviritió sobre el riesgo de incencios, se prohibieron las fogatas y el sistema de salud y emergencias se puso en guardia.

Meteorólogos australianos sospechaban que este sería un duro verano. El año pasado en toda Australia se rompieron más de 200 récords climatológicos . Todo apunta a que el cambio climático es el factor que está desequilibrando las condiciones climatológicas de este continente.

“43 grados pero probablemente 50 en la cancha cuando empecé. Lo siento, fans. Es la primera vez en mi carrera que me retiro de un partido”, se disculpó la tenista francesa Kristina Mladenovic, quien disputa un torneo en ese país.

El precio de estas olas de calor la mayor parte de las veces se traduce en vidas humanas. En Chicago en 1995, fallecieron 740 personas por calor; en París en 2003, los muertos ascendieron a 4.870; y en Moscú en 2010, se reportaron 10.860 fallecimientos.

En agosto de 2017 el biólogo colombiano Camilo Mora, profesor en la Universidad de Hawái, lideró una investigación mundial sobre el creciente impacto de olas de calor. Según Mora, alrededor del 30 % de la población mundial está actualmente expuesta a condiciones climáticas que superan el umbral de mortalidad durante al menos veinte días al año. “Para el año 2100, se prevé que este porcentaje aumente a 48 % en un escenario con reducciones drásticas de las emisiones de gases de efecto invernadero y 74 % en un escenario de emisiones crecientes”, explicó a El Espectador en aquel momento.

Los termómetros en Australia no son los únicos con marcas inusuales. A principios de este año el Servicio Para el Cambio Climático Copernicus, dependiente del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas, revelaron que contando al 2017 el planeta ha encadenado tres años "excepcionalmente cálidos".

De acuerdo con los científicos europeos, la temperatura media del aire de la superficie terrestre el año pasado fue de 14,7 grados centígrados, 0,1 grados menos que en 2016 – el año más cálido registrado- pero por encima de la media registrada en 2015, hasta ahora el segundo año más cálido.

Las temperaturas de 2017, según el reporte que publicó la Agencia EFE sobre este documento, fueron mayores que la media registrada entre 1981 y 2010 en la mayoría de las regiones del mundo, y fueron especialmente elevadas respecto a ese periodo en regiones árticas.

Read 241 times
Diseño Diseño Web de Colombia. Asoeco All Rights Reserved.