` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Noticias Cambio Climático

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

Objetivos del milenio

A+ A A-

Mujeres en la lucha contra el cambio climático

Es común que cuando somos niños, soñemos con ser cantantes, doctores o astronautas. Algunas de nosotras soñamos con puestos menos comunes, como ser secretarias generales de la ONU, aunque desafortunadamente la institución nunca ha tenido una mujer como líder principal.

El panorama es más positivo en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Los nombres de Christiana Figueres y Patricia Espinosa son reconocidos y admirados en las altas esferas políticas. Ambas son mujeres latinoamericanas que devolvieron la confianza al proceso de las negociaciones climáticas mundiales. La mexicana Espinosa es la actual secretaria ejecutiva para la Convención Marco sobre Cambio Climático, y la costarricense Figueres lo fue antes que ella.

Gracias a su liderazgo, en 2015 se logró que 195 países aprobaran el Acuerdo de París. Su influencia ha resaltado la importancia de incluir el enfoque de género en las estrategias nacionales y locales de mitigación y adaptación al cambio climático. Adicionalmente, en las últimas negociaciones, se adaptó el primer Plan de Acción de Género, mismo que tiene el objetivo de integrar el tema de equidad de género en las negociaciones climáticas, así como el empoderamiento de las mujeres en las políticas climáticas.

¿Por qué el cambio climático afecta más a las mujeres que a los hombres?
Las mujeres son más vulnerables que los hombres a los efectos del cambio climático, particularmente en países en desarrollo —como lo son muchos en América Latina—. La principal razón es que ellas representan la mayoría de la población en condiciones de pobreza en casi todo el mundo, por lo que sufren mayores riesgos y cargas debido a los impactos del cambio climático.

Ellas también dependen en mayor medida de la disponibilidad de los recursos naturales impactados por el cambio climático, como agua, biomasa y suelo, particularmente en zonas rurales donde tienen la responsabilidad principal para el suministro de agua y leña para cocinar y calefacción, así como el cultivo de alimentos.

Además, las mujeres continúan estando subrepresentadas en gobiernos locales y otros puestos de toma de decisiones. Dado el nexo que la mujer tiene con los recursos naturales, es clave que contribuya en la planificación, formulación e implementación de políticas, incluyendo medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. El fin es promover un papel igualitario en las intervenciones; así como para aprovechar el conocimiento local y buenas prácticas a nivel comunitario que ellas poseen.

En mi experiencia trabajando con comunidades rurales en el Perú, las mujeres tienen un rol fundamental en los proyectos y las políticas. Al involucrarlas en los proyectos de adaptación y mitigación, los resultados son mejores a largo plazo y, más aun, se logra beneficiar otros temas sociales, como lo es la salud y la educación.

¿Cómo hacer que más mujeres se interesen en combatir al cambio climático?
Considero importante apoyar e impulsar la creación de oportunidades de educación y alentar a más mujeres a trabajar en el sector STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés). Podemos alentar a más mujeres a estudiar estos temas a través de becas y con apoyo de mentoras y mentores. Necesitamos que las mujeres tengan la oportunidad de encontrar maneras innovadoras y sustentables de mitigar y apoyar en el proceso de adaptación que necesitamos ante los efectos del cambio climático.

Es nuestro deber como ciudadanas el hacer seguimiento a los compromisos y políticas que nuestros países adoptan en cuanto a género y cambio climático.

 

 

FUENTE: https://www.elnuevodiario.com.ni/opinion/479517-mujeres-lucha-cambio-climatico/ 

El Cambio Climático será eje central de la próxima cumbre del G-20

El cambio climático es el centro del debate para los países que conforman el G-20 en la previa de la cumbre que sostendrán sus líderes en Buenos Aires.

Funcionarios y diplomáticos de los miembros del G-20 buscan soluciones, tanto sobre el cambio climático, como sobre la guerra comercial y su impacto en el acero, así como también sobre la inmigración. Así lo expresó un funcionario argentino que participa en las conversaciones.

Pedro Villagra Delgado declaró para los medios que esos aspectos eran los “más complicados” en las discusiones que sostendrán los gobiernos. Aun así, expresó optimismo sobre posibles acuerdos, e informó que las conclusiones se harán públicas en la declaración final de la cumbre, según reseñó Reuters.

La declaración final deberá ser expresada en un comunicado del G-20 al cierre de la cumbre, que tendrá lugar los días 30 de noviembre y 1 de diciembre. El texto deberá ser corto, no superior a tres páginas, y tiene que abordar temas comprensibles para cualquier persona, indicó Villagra. La modernización de la Organización Mundial del Comercio (OMC) podría ser uno de los ejes del debate, dijo.

Una de las piezas de tranca será Estados Unidos. El gigante norteamericano no da muestras de querer un acuerdo con respecto al cambio climático, especialmente al considerar que se retiró del Acuerdo de París. La división sobre esta postura del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump marcó la reunión del G-20 celebrada en Hamburgo en julio de 2017.

Las diferencias se hicieron presentes una vez más en el encuentro de funcionarios del grupo para tratar cuestiones energéticas, que se realizó en Argentina el pasado junio. En la declaración final de esa reunión, se evitó mencionar una reducción del uso de carbón, que Estados Unidos impulsa.

Cambio climático
En el seno de esta reunión, el cambio climático funge un papel vital por las alertas generadas desde organismos internacionales, que expresan preocupación por el futuro del mundo si no se reducen los niveles de contaminación.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), publicó un informe en el que muestran pruebas concluyentes de que, si no se enmiendan las políticas medioambientales, el planeta podría aumentar 2°C con respecto a sus niveles preindustriales, lo que desataría consecuencias devastadoras en todos los continentes.

El Acuerdo de París, firmado en 2015, intentó crear una alianza entre todos los países del mundo para combatir este panorama. Sin embargo, Estados Unidos, uno de los principales actores del cambio climático, optó por retirarse de dicho tratado.

Bajo la gestión de Trump, Estados Unidos ha potenciado industrias contaminantes, como lo son las del petróleo y el carbón. Actualmente, son los mayores productores de crudo del mundo y recuperan la producción en minas de carbón.

En este sentido, las negociaciones enfrentarán posturas sobre las medidas que deben tomarse para reducir la contaminación, y las consecuencias económicas que conllevaría tomarlas.

Otros aspectos de importancia en el G-20
Además del cambio climático, otros temas de vital importancia para las partes deberán tratarse en la cumbre.

En primer lugar, el acero cobra protagonismo ante la guerra comercial entre Washington y Pekín. Según Villagra, China está enfrentada a otros países del G-20, por lo que las negociaciones podrían ser aún más complicadas. Sin embargo, no ofreció mayores detalles al respecto.

Un diplomático de alto nivel de China dijo que una reunión que sostendrían los presidentes de su país y de Estados Unidos en la cumbre del G-20 será de “gran importancia” para resolver los problemas bilaterales, cuando ambas naciones intentan encarrilar sus relaciones diplomáticas.

Sobre la inmigración, no todos los gobiernos están de acuerdo con que las disposiciones al respecto se hagan públicas en el comunicado.

Acerca del G-20
El Grupo de los 20, conocido como ‘G-20’ aglutina a los países más industrializados, que constituyen un gran poder económico dentro del globo.

Este grupo existe desde 1999 y su misión es llegar a acuerdos multilaterales sobre temas que usualmente guardan relación con la economía.

Esporádicamente realizan reuniones para abordar temas de interés global y las conclusiones de cada cumbre generan directrices que cada miembro se compromete a seguir.

Los miembros actuales del G-20 son: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

Cabe destacar que, aún con la presencia de la Unión Europea, los miembros del viejo continente participan individualmente.

 

FUENTE:  https://www.cambio16.com/energia16/g-20-cambio-climatico/ 

La bicicleta como actor fundamental para el cambio climático

Este tipo de transporte no solo es el más ameno de todos, sino que además combate directamente a la gran cantidad de emisiones de CO2 que los vehículos impulsados por combustibles fósiles emiten.

Un solo viaje ida y vuelta en bicicleta con una distancia total promedio de 16 km, puede ahorrar 1.7 kg de CO2, que es equivalente a lo expulsado a la atmósfera por un vehículo en tan solo 9 km de recorrido, es decir, la bici sirve como filtro de aire para los demás.

Si usted, que va por la acera, ve a un grupo de ciclistas con su ya característico atuendo citadino, recuerde que gracias a ellos el aire que respira es un poco menos dañino, así que, en lugar de verlos de manera despectiva, mejor anímelos a replicar su manera sustentable de querer a la ciudad.

Actualmente en Bogotá se realizan, según la secretaría distrital de movilidad, 800 mil viajes diarios en bicicleta, por lo que las reducciones a los impactos del CO2, si las aproximamos al ejemplo serían de 680 toneladas de CO2 al día, misma cantidad que, para el ministerio de minas y energía, emiten 170 colombianos durante todo un año.

La cifra expuesta anteriormente es apenas un somero ejemplo de los beneficios que el planeta recibe si las personas ven a la bici como un medio real de locomoción, que adicionalmente mejora la condición física y mental de quien la utiliza, por lo que ayuda también a disminuir las tasas de intervención en enfermedades asociadas al corazón, principal causa de muerte en el mundo según la organización mundial de la salud (OMS).

Es apenas necesario entender que los gobiernos deben encaminar esfuerzos para que los ciudadanos muten a medios de transporte limpios como la bicicleta, ya que la combustión de gasolina y diesel utilizados por los vehículos de transporte, son los mayores emisores de gases de efecto invernadero.

Aunque cada día quien recorre la ciudad montado en una bicicleta se expone a infraestructura en mal estado, inseguridad, poca legislación que lo cobije como actor vial, falta de tolerancia por parte de vehículos, poca cultura ciudadana de los peatones; es claro el papel fundamental que esta simple visión de movilidad tiene para el ambiente y bienestar de las personas, convirtiéndolo en una herramienta sólida para combatir el cambio climático.

Apelar a la sostenibilidad es tarea de todos, no solo desde los medios de transporte que usamos a diario, sino desde la misma concepción de lo que es en verdad sostenible, para así pasar de victimizarnos por los efectos negativos del cambio climático a convertirnos en verdaderos promotores que impulsen con acciones, movimientos ciudadanos que logren salvar al planeta.

 

FUENTE: https://www.pulzo.com/opinion/beneficios-usar-bicicleta-combatir-cambio-climatico-PP592031 

Ejército y jóvenes trabajan por el medio ambiente en zona rural del Guaviare

A través de alternativas agrícolas para el autoconsumo de alimentos orgánicos y creación de puntos ecológicos, Soldados Horus del Batallón de Infantería n°. 19 General José Joaquín París adscrito a la Vigésima Segunda Brigada de Selva, con apoyo del Batallón de Acción Integral y Desarrollo n°4 y los estudiantes de bachillerato del Instituto Educativo El Resbalón, trabajan por fomentar la cultura ambiental y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la vereda San Francisco, ubicada en zona rural de San José del Guaviare.

Este tipo de actividades buscan concientizar a la comunidad acerca de la necesidad de aportar al ecosistema y de contribuir con la conservación de espacios saludables y lúdicos para el esparcimiento y aprendizaje de las nuevas generaciones.

“Agradecemos a los soldados por la labor tan bonita que se encuentran realizando con nuestros niños y adolescentes, ya sea trabajo de embellecimiento, charlas educativas y acompañamiento a toda nuestra comunidad, para ellos, muchísimas gracias de corazón, gracias por motivar a las nuevas generaciones a desarrollar proyectos a favor del cuidado del medio ambiente” expresa Santiago Jiménez, docente de la entidad educativa.

Los soldados Horus del Ejército Nacional, continúan trabajando de la mano con los pobladores, llevando apoyo y contribuyendo con todas sus capacidades al bienestar y desarrollo de las comunidades que han sido víctimas del conflicto armado en el suroriente de Colombia.

FUENTE: http://diariodelcauca.com.co/noticias/nacional/ejercito-y-jovenes-trabajan-por-el-medio-ambiente-en-zona-ru-480596 

TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS COMUNICACIÓNES HERRAMIENTAS EFICACES PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL: ALEJANDRO MOTTA.

Al concluir el XI Congreso Nacional de la Televisión y la Comunicaciones en Bogotá, Luis Alejandro Motta Martínez en su intervención cómo panelista invitado exaltó la importancia de las tecnologías de la información y las comunicaciones en los procesos de educación ambiental.

Motta Martínez presidente del Consejo Superior de las Organizaciones Ecológicas y Ambientales, participó activamente en el certamen presentando el segundo simposio de entidades sin ánimo de lucro.

Pero como las Tic's pueden ayudar al medio ambiente?

Para el líder ambiental estás herramientas son tecnologías transversales que indudablemente impulsan la profunda transformación necesaria en los esfuerzos mundiales para luchar contra el cambio climático.

 

AUTOR:  LUIS ALEJANDRO MOTTA MARTINEZ 

¿Cuántos colombianos se mueren al año por la contaminación ambiental?

El tema no es nuevo, pero la situación es cada día peor. El médico Alberto Rizo Gil, un auténtico abanderado de estas causas sociales y de la naturaleza, me escribe desde Bogotá para decirme que, “si bien es cierto que el tema ya no es nuevo, lo nuevo es el nivel creciente de contaminación en mares, ríos, arroyos, lagunas, caños y fuentes de agua en las diferentes regiones de Colombia”.


A los terribles estragos que vienen causando materiales químicos, como el mercurio, el plomo, el cadmio, el cianuro y diversos metales, ahora hay que agregarles la contaminación más reciente, la del plástico, ocasionada por envases de toda índole.
En pequeñas aldeas y grandes ciudades, a la orilla de una fuente o una cañada, o en la barranca de un río, ya han nacido niños con deformaciones químicas en el estómago. Las plantas alimenticias desaparecen cada año. La pesca se está acabando. El aire está contaminado.

Hace unos meses, a la señora Francia Márquez, que nació y vive en el norte del Cauca, descendiente de las antiguas comunidades africanas, le fue otorgado en Estados Unidos el famoso Premio Goldman, que es considerado el Nobel de la ecología y el medioambiente, por su lucha permanente e incansable contra la minería clandestina en su región y contra los aterradores destrozos que está causando en personas, animales, plantas, aire, agua, en la vida entera.


La prensa colombiana ni siquiera se ocupó de darle a la señora Márquez la atención y la distinción que se merecía. Por ahí salieron un par de noticas perdidas. Parece que nuestra propia vida no nos importa. Pues a mí sí me importa y, aunque hace ya ocho años que escribí en estas mismas páginas una crónica que todavía anda circulando en redes sociales sobre la contaminación en la desolada región de La Mojana, en el Caribe colombiano, hoy vuelvo sobre el mismo asunto. Y volveré cuantas veces sea necesario. Así termine arando en el desierto.

Como si nada pasara, y como el tema no les interesa mucho a políticos y funcionarios, porque no produce votos ni dispone de grandes presupuestos, las estadísticas oficiales no abundan ni las investigaciones son tan frecuentes.

8.000 muertos por año
Pero, aunque nos hagamos los de la vista ciega y los oídos sordos, ahí están las cifras, inmodificables, aterradoras: ya se ha podido establecer que en Colombia mueren unas 8.000 personas cada año por causa de la polución ambiental. Ocho mil, nada menos.

Los investigadores vienen advirtiendo que uno de los principales motivos de esa cifra lo constituyen las partículas emanadas de vehículos automotores. Lo cual indica que ya no solo están en peligro las criaturas del campo, dondequiera que hay una cañada o una ciénaga, sino también los habitantes de las ciudades. En ese orden de ideas, las dos víctimas principales en el país son Medellín y Manizales. También se han detectado mediciones de polución fuera de control en áreas de Cundinamarca y La Guajira.

Son las universidades, públicas y privadas, las que se ocupan de hacer las verdaderas investigaciones sobre contaminación ambiental. Varias de ellas siguen en su incansable tarea, aunque a veces parece que estuvieran clamando en el desierto.

Investigación en Cali
Por ejemplo: los profesores Roger Figueroa, Diana Caicedo, Ghislane Echeverry, Miguel Peña y Fabián Méndez, de la Universidad del Valle, que tiene su sede en Cali, han hecho un admirable trabajo científico para establecer cuáles son los efectos que ocasionan los metales pesados entre las mujeres caleñas de edad fértil.

Estudiaron los casos de 233 mujeres de estratos 1 y 2, que no estaban embarazadas, residentes todas en el populoso y gigantesco distrito de Aguablanca. Examinaron el agua y los alimentos que consumen, para determinar las concentraciones de metales pesados como plomo, cadmio y mercurio. Esas sustancias, cuando se concentran, son altamente peligrosas para los recién nacidos, los adultos y la naturaleza misma.

Los investigadores tomaron muestras de lechuga y pollos que forman parte de la alimentación de las mujeres de Aguablanca, especialmente en sus almuerzos. La conclusión de aquella tarea es pavorosa: los alimentos estaban contaminados con metales pesados. Esto, sumado a “sus condiciones socioeconómicas de vida, incrementa su exposición y vulnerabilidad frente a los efectos de la contaminación”, concluyen, textualmente, los profesores de la Universidad del Valle.

También en el Caribe
Viajemos rápidamente a través de media Colombia, desde el territorio vallecaucano, que se extiende en la costilla occidental del país, hasta el Caribe, al norte, para que ustedes vean y confirmen que la desgracia se está presentando en todas partes.

Estamos ahora en la región de La Mojana, la misma que mencioné hace un rato en esta crónica, en donde confluyen los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre. Allí es donde se encuentran los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, además de una gran cantidad de ciénagas y caños. Son 42 municipios en total. La contaminación está acabando con ellos. La contaminación está acabando con esa tierra fértil y bendecida.

Los estudios que conozco, hechos por el Banco de la República, sostienen que La Mojana representa un enorme potencial agrícola, ganadero, pesquero y turístico. Pero esos son sueños e ilusiones. La cruda realidad, hoy día, es que más del 70 por ciento de sus pobladores viven en la pobreza. Oigan esta cifra: en esa franja humana, el ingreso diario, en promedio y por persona, es de 5.000 pesos. ¿Se puede vivir con eso y una familia?

Esa pobre agua...
La abundancia de tanta agua, que debería ser la bendición de La Mojana, se ha convertido en su tragedia. Basta con mirar cuidadosamente el estupendo estudio hecho por los investigadores José Luis Marrugo y Clelia Rosa Calao, del Grupo de Aguas de la Universidad de Córdoba, que tiene su sede en Montería.

La investigación se adelantó en cuatro poblaciones emblemáticas de la región: San Marcos, Guaranda, Sucre y Majagual, para luego comparar los resultados con Montería.

A los habitantes de la región, mediante sofisticadas técnicas de laboratorio, se les midieron los niveles de cadmio, plomo y mercurio. Y luego fueron comparados con los de la ciudad de Montería, la capital cordobesa, que queda prácticamente a la vuelta de la esquina. Los investigadores descubrieron entre los mojaneros que en su ADN, que controla el desarrollo de todos los organismos vivos, había niveles de esos tres metales mucho más altos que los de un monteriano.

El cáncer
Se atribuye esa revelación al hecho de que, por causas como la minería ilegal, la población de La Mojana, abandonada por el Estado y olvidada por los colombianos, está expuesta a alimentos contaminados, como pescados y verduras, frutas y hortalizas, además de la propia agua que utilizan diariamente.

“Al consumir esos alimentos, se altera el ADN de las personas de una manera contundente”, me dice el médico Rizo Gil. “De allí se pasa a mayores daños celulares, y es entonces cuando aparecen enfermedades como el cáncer”.

Todos estos hechos demuestran que es imperioso y urgente extremar los mecanismos para educar a la población sobre los alimentos que consume, pero también el control de las autoridades sobre las empresas o personas que arrojan esos elementos químicos a las aguas.

“Los organismos de salud están obligados a monitorear la población, de manera urgente y permanente –agrega el doctor Rizo– para detectar a tiempo posibles alteraciones relacionadas con el cáncer y otras enfermedades degenerativas”.

El río y la salud
Jesús Olivero Verbel, un toxicólogo reconocido, también ha advertido sobre la terrible realidad y los peligros de la contaminación en Colombia. Refiriéndose a la situación sanitaria que se vive hoy a lo largo del río Magdalena, de sur a norte del país, fue él quien dijo, de manera tajante, que “la conexión entre el río y la salud de sus habitantes es inquebrantable”.

Olivero explica que muchas sustancias contaminantes llegan al río desde las fuentes originales de agua, sean afluentes o ciénagas, y desde allí inician un recorrido que termina en el estómago de los seres humanos, ya sea como agua o como consumo de peces.

Entre esas sustancias, precisamente, están los metales pesados, los pesticidas, los plaguicidas. “Las mujeres embarazadas y los niños son los grupos más vulnerables”.
El doctor Olivero Verbel, en artículos especiales publicados en la prensa, ha establecido que uno de los puntos más críticos del río está en las poblaciones ribereñas del departamento de Bolívar, acercándose ya a su desembocadura en Barranquilla.

Es tal la cantidad de porquerías químicas que arrastra a lo largo de su recorrido por el país que entre los pobladores de dicha región se han incrementado enfermedades de origen tóxico, como el labio leporino o el paladar hendido, lo mismo que los déficits en la inteligencia humana.

Epílogo
No nos digamos más mentiras piadosas ni sigamos hablando con pañitos de agua tibia en la boca: la clase política, robando y el pueblo, muriéndose con la barriga llena de mercurio. El mismo pueblo que les vende el voto el día de elecciones. Esa es la realidad.

Señores congresistas, funcionarios gubernamentales, diputados, concejales, alcaldes, gobernadores: una vez más vuelvo a recordarles lo que ya he dicho varias veces en estas crónicas. Sigan en esas, sigan. Nerón también tocaba el arpa mientras Roma ardía...

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/cuantos-colombianos-se-mueren-al-ano-por-la-contaminacion-ambiental-293424 

Iberoamérica debe regenerar suelos y detener así cambio climático

Emiliano Castro Sáenz.- EFEverde.- La lucha contra el cambio climático en Iberoamérica pasa, entre otras medidas, por regenerar sus erosionados suelos y detener así la acelerada velocidad de ese fenómeno en la región, dijo hoy a EFEverde la directora de Tierras para la región de América Latina de The Nature Conservancy, Ginya Truitt.

La activista de The Nature Conservancy recomendó a los gobiernos de la región tomar “medidas que aporten a la regeneración del ambiente con resiliencia” y cambiar el modelo del planeta que “funciona casi como una industria extractiva”.
Para Truitt siempre que se invierta en regenerar los suelos “habrá mayor productividad”, con lo que los países tendrán “mayor oportunidad de detener la velocidad acelerada del cambio climático”.

La responsable de esta ONG con sede en Washington admitió que es un reto “coordinar” con los Gobiernos para que adopten medidas que “salvarán al mundo”, sobre todo en un ambiente de “incertidumbre” con los cambios políticos en la región.

El medioambiente y los dirigentes políticos
A ese respecto señaló que el proyecto medioambientalista del presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro aún es una “incógnita”, al tiempo que señaló que no es sano adelantar opiniones hasta que no haya asumido el cargo.
En el caso de México, cuyo presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asumirá su cargo el próximo 1 de diciembre, la activista señaló que sabe de la “preocupación” que tiene la próxima administración en ese ámbito, aunque, reiteró, “habrá que esperar”.

La expectativa de la organización estadounidense es que Iberoamérica “no trate el cambio climático como un tema aparte, sino que cada acción que se tome vea el impacto que tiene sobre el ambiente”.

Agregó que no basta que los gobiernos digan que reducirán las emisiones de los gases contaminantes que producen el efecto invernadero, pues ello significaría que “no están entendiendo bien” que para combatir el cambio climático se necesitan adoptar medidas, por ejemplo, “no solo para regenerar un bosque, sino al mismo tiempo pensar en conservar las tierras agropecuarias”.

El cambio climático en la Cumbre Iberoamericana
A juicio de la activista la lucha contra el cambio climático “debería ser un tema central” en la XXVI Cumbre Iberoamérica, pues la región cuenta con “los 10 países con mayor biodiversidad del mundo”.
Asimismo indicó que no seguir las directrices del Acuerdo de París (2015), por ejemplo, “es acelerar el cambio climático, bajar la productividad del planeta y reducir el agua de la lluvia”. 

“Iberoamérica debe insistir en el tema pues, ¿desde cuándo ha necesitado de Estados Unidos para tomar estas acciones?“, señaló Truitt respecto a la decisión de Estados Unidos de separarse del Acuerdo de París sobre el cambio climático adoptada por su presidente, Donald Trump.
Como ejemplo indicó que en Iberoamérica se llevan a cabo “prácticas” que consumen un 70 % de recursos del agua, lo que a su vez causa “una conversión de la tierra” y en que un 48 % del territorio tenga cierto nivel de degradación y deforestación”, señala la ONG en uno de sus documentos.
Un ejemplo del trabajo de The Nature Conservancy son los Sistemas Agropecuarios Sanos, que “reducen la necesidad de la conversión del hábitat y revierte la degradación del suelo y el sumidero de carbono, mediante sistemas de cultivo más resilientes”.
Espacios que “no solo piensen en cultivar soja, sino agregar maíz, otros plantíos que cubran y que nutran la tierra”, eso va a “cambiarlo todo”.
Iberoamérica, finalizó Truitt, tiene la oportunidad de “parar de ver en contra del otro” y “estrechar lazos”, hacer “un balance” que permita, mediante el cuidado del medio ambiente, “mejorar la salud, la calidad del agua”, generar un ecosistema que, incluso, “evite la migración”. 

 

Fuente:  https://www.efeverde.com/noticias/iberoamerica-regeneracion-suelos-detener-cambio-climatico/ 

La futura Ley de cambio climático y transición energética

La futura Ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno establece que el sistema eléctrico español se deberá basar exclusivamente en fuentes renovables en el año 2050, y en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos el 90 % con respecto a los niveles de 1990.

La ley que prepara el Ejecutivo pretende asegurar el cumplimiento del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático y garantizar la total descarbonización de la economía española en la segunda mitad del siglo XXI, según han informado fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) en un encuentro con periodistas.

La ley se fija dos referencias temporales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, introducir energías renovables y ser más eficientes en el uso de la energía: los años 2030 y 2050.

Emisiones de gases de efecto invernadero
Así, en 2030 el Ejecutivo quiere que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan un 20% respecto a 1990, que el sistema eléctrico cuente con un 70 % de generación a partir de energías de origen renovable y mejorar la eficiencia energética.

Para 2050 las emisiones de gases invernadero se deberían reducir un 90% respecto a los niveles de 1990 y el sistema eléctrico se debería basar exclusivamente en fuentes renovables.

Las mismas fuentes del Ministerio han informado de que la ley de Cambio Climático irá acompañada de varios instrumentos de planificación “transversales” como los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima o las Estrategias de Bajas Emisiones a 2050 de la economía española.

La normativa pretende dar un impulso “decidido” a las renovables, y para ello planea potenciar, entre los años 2020 y 2030, la instalación de un mínimo de 3.000 megavatios de potencia al año en instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energía renovable.

Uso de combustibles fósiles
l Gobierno quiere poner fin definitivamente al uso de combustibles fósiles que generan emisiones de gases invernadero (como el carbón) y ha planeado que cuando entre en vigor la ley ya no se otorgarán nuevas autorizaciones para realizar actividades de exploración, permisos de investigación ni concesiones de explotación de hidrocarburos.

Tampoco se podrán desarrollar actividades de “fractura hidráulica” (“fracking”) para la explotación de hidrocarburos, según la futura ley, que establecerá que las actividades vigentes para estas actividades no podrán seguir más allá del año 2040.

La norma que prepara el Gobierno prohibirá el establecimiento de nuevos subsidios o incentivos económicos que favorezcan el consumo de combustibles fósiles, y prevé que la Administración General del Estado no realizará inversiones en participaciones o instrumentos financieros cuya actividad incluya la explotación, la extracción o el procesado de combustibles fósiles.

“Estrategia de transición justa”
El Gobierno tiene prevista una “hoja de ruta” para que el sector público estatal se desprenda de sus participaciones en empresas que desarrollen actividades relacionadas con los combustibles fósiles, así como fomentar el biometano y los combustibles sintéticos de origen renovables.

La Ley, según las mismas fuentes, irá acompañada de una “Estrategia de transición justa” con medidas que aseguren un tratamiento “equitativo y solidario” para los territorios y los trabajadores de los sectores más afectados por esa transición hacia una economía baja en carbono.

Entre las medidas para potenciar la reactivación económica en esos lugares, el Gobierno ha previsto la firma de “contratos” en los que participen las administraciones públicas, las entidades locales de las áreas geográficas “vulnerables”, empresas, sindicatos, universidades, asociaciones o las ONG.

Al menos el 20 % de los Presupuestos Generales del Estado deberán tener un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, según el borrador de la Ley que prevé que un porcentaje de los ingresos procedentes de las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero se deberán destinar a asegurar esa “transición justa”.

 

FUENTE: https://www.ambientum.com/ambientum/cambio-climatico/ley-de-cambio-climatico.asp 

Subscribe to this RSS feed

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo