` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Noticias Ciencia

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

Objetivos del milenio

A+ A A-

Ejército y jóvenes trabajan por el medio ambiente en zona rural del Guaviare

A través de alternativas agrícolas para el autoconsumo de alimentos orgánicos y creación de puntos ecológicos, Soldados Horus del Batallón de Infantería n°. 19 General José Joaquín París adscrito a la Vigésima Segunda Brigada de Selva, con apoyo del Batallón de Acción Integral y Desarrollo n°4 y los estudiantes de bachillerato del Instituto Educativo El Resbalón, trabajan por fomentar la cultura ambiental y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la vereda San Francisco, ubicada en zona rural de San José del Guaviare.

Este tipo de actividades buscan concientizar a la comunidad acerca de la necesidad de aportar al ecosistema y de contribuir con la conservación de espacios saludables y lúdicos para el esparcimiento y aprendizaje de las nuevas generaciones.

“Agradecemos a los soldados por la labor tan bonita que se encuentran realizando con nuestros niños y adolescentes, ya sea trabajo de embellecimiento, charlas educativas y acompañamiento a toda nuestra comunidad, para ellos, muchísimas gracias de corazón, gracias por motivar a las nuevas generaciones a desarrollar proyectos a favor del cuidado del medio ambiente” expresa Santiago Jiménez, docente de la entidad educativa.

Los soldados Horus del Ejército Nacional, continúan trabajando de la mano con los pobladores, llevando apoyo y contribuyendo con todas sus capacidades al bienestar y desarrollo de las comunidades que han sido víctimas del conflicto armado en el suroriente de Colombia.

FUENTE: http://diariodelcauca.com.co/noticias/nacional/ejercito-y-jovenes-trabajan-por-el-medio-ambiente-en-zona-ru-480596 

¿Cuántos colombianos se mueren al año por la contaminación ambiental?

El tema no es nuevo, pero la situación es cada día peor. El médico Alberto Rizo Gil, un auténtico abanderado de estas causas sociales y de la naturaleza, me escribe desde Bogotá para decirme que, “si bien es cierto que el tema ya no es nuevo, lo nuevo es el nivel creciente de contaminación en mares, ríos, arroyos, lagunas, caños y fuentes de agua en las diferentes regiones de Colombia”.


A los terribles estragos que vienen causando materiales químicos, como el mercurio, el plomo, el cadmio, el cianuro y diversos metales, ahora hay que agregarles la contaminación más reciente, la del plástico, ocasionada por envases de toda índole.
En pequeñas aldeas y grandes ciudades, a la orilla de una fuente o una cañada, o en la barranca de un río, ya han nacido niños con deformaciones químicas en el estómago. Las plantas alimenticias desaparecen cada año. La pesca se está acabando. El aire está contaminado.

Hace unos meses, a la señora Francia Márquez, que nació y vive en el norte del Cauca, descendiente de las antiguas comunidades africanas, le fue otorgado en Estados Unidos el famoso Premio Goldman, que es considerado el Nobel de la ecología y el medioambiente, por su lucha permanente e incansable contra la minería clandestina en su región y contra los aterradores destrozos que está causando en personas, animales, plantas, aire, agua, en la vida entera.

La prensa colombiana ni siquiera se ocupó de darle a la señora Márquez la atención y la distinción que se merecía. Por ahí salieron un par de noticas perdidas. Parece que nuestra propia vida no nos importa. Pues a mí sí me importa y, aunque hace ya ocho años que escribí en estas mismas páginas una crónica que todavía anda circulando en redes sociales sobre la contaminación en la desolada región de La Mojana, en el Caribe colombiano, hoy vuelvo sobre el mismo asunto. Y volveré cuantas veces sea necesario. Así termine arando en el desierto.

Como si nada pasara, y como el tema no les interesa mucho a políticos y funcionarios, porque no produce votos ni dispone de grandes presupuestos, las estadísticas oficiales no abundan ni las investigaciones son tan frecuentes.

8.000 muertos por año
Pero, aunque nos hagamos los de la vista ciega y los oídos sordos, ahí están las cifras, inmodificables, aterradoras: ya se ha podido establecer que en Colombia mueren unas 8.000 personas cada año por causa de la polución ambiental. Ocho mil, nada menos.

Los investigadores vienen advirtiendo que uno de los principales motivos de esa cifra lo constituyen las partículas emanadas de vehículos automotores. Lo cual indica que ya no solo están en peligro las criaturas del campo, dondequiera que hay una cañada o una ciénaga, sino también los habitantes de las ciudades. En ese orden de ideas, las dos víctimas principales en el país son Medellín y Manizales. También se han detectado mediciones de polución fuera de control en áreas de Cundinamarca y La Guajira.

Son las universidades, públicas y privadas, las que se ocupan de hacer las verdaderas investigaciones sobre contaminación ambiental. Varias de ellas siguen en su incansable tarea, aunque a veces parece que estuvieran clamando en el desierto.

Investigación en Cali
Por ejemplo: los profesores Roger Figueroa, Diana Caicedo, Ghislane Echeverry, Miguel Peña y Fabián Méndez, de la Universidad del Valle, que tiene su sede en Cali, han hecho un admirable trabajo científico para establecer cuáles son los efectos que ocasionan los metales pesados entre las mujeres caleñas de edad fértil.

Estudiaron los casos de 233 mujeres de estratos 1 y 2, que no estaban embarazadas, residentes todas en el populoso y gigantesco distrito de Aguablanca. Examinaron el agua y los alimentos que consumen, para determinar las concentraciones de metales pesados como plomo, cadmio y mercurio. Esas sustancias, cuando se concentran, son altamente peligrosas para los recién nacidos, los adultos y la naturaleza misma.

Los investigadores tomaron muestras de lechuga y pollos que forman parte de la alimentación de las mujeres de Aguablanca, especialmente en sus almuerzos. La conclusión de aquella tarea es pavorosa: los alimentos estaban contaminados con metales pesados. Esto, sumado a “sus condiciones socioeconómicas de vida, incrementa su exposición y vulnerabilidad frente a los efectos de la contaminación”, concluyen, textualmente, los profesores de la Universidad del Valle.

También en el Caribe
Viajemos rápidamente a través de media Colombia, desde el territorio vallecaucano, que se extiende en la costilla occidental del país, hasta el Caribe, al norte, para que ustedes vean y confirmen que la desgracia se está presentando en todas partes.

Estamos ahora en la región de La Mojana, la misma que mencioné hace un rato en esta crónica, en donde confluyen los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre. Allí es donde se encuentran los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, además de una gran cantidad de ciénagas y caños. Son 42 municipios en total. La contaminación está acabando con ellos. La contaminación está acabando con esa tierra fértil y bendecida.

Los estudios que conozco, hechos por el Banco de la República, sostienen que La Mojana representa un enorme potencial agrícola, ganadero, pesquero y turístico. Pero esos son sueños e ilusiones. La cruda realidad, hoy día, es que más del 70 por ciento de sus pobladores viven en la pobreza. Oigan esta cifra: en esa franja humana, el ingreso diario, en promedio y por persona, es de 5.000 pesos. ¿Se puede vivir con eso y una familia?

Esa pobre agua...
La abundancia de tanta agua, que debería ser la bendición de La Mojana, se ha convertido en su tragedia. Basta con mirar cuidadosamente el estupendo estudio hecho por los investigadores José Luis Marrugo y Clelia Rosa Calao, del Grupo de Aguas de la Universidad de Córdoba, que tiene su sede en Montería.

La investigación se adelantó en cuatro poblaciones emblemáticas de la región: San Marcos, Guaranda, Sucre y Majagual, para luego comparar los resultados con Montería.

A los habitantes de la región, mediante sofisticadas técnicas de laboratorio, se les midieron los niveles de cadmio, plomo y mercurio. Y luego fueron comparados con los de la ciudad de Montería, la capital cordobesa, que queda prácticamente a la vuelta de la esquina. Los investigadores descubrieron entre los mojaneros que en su ADN, que controla el desarrollo de todos los organismos vivos, había niveles de esos tres metales mucho más altos que los de un monteriano.

El cáncer
Se atribuye esa revelación al hecho de que, por causas como la minería ilegal, la población de La Mojana, abandonada por el Estado y olvidada por los colombianos, está expuesta a alimentos contaminados, como pescados y verduras, frutas y hortalizas, además de la propia agua que utilizan diariamente.

“Al consumir esos alimentos, se altera el ADN de las personas de una manera contundente”, me dice el médico Rizo Gil. “De allí se pasa a mayores daños celulares, y es entonces cuando aparecen enfermedades como el cáncer”.

Todos estos hechos demuestran que es imperioso y urgente extremar los mecanismos para educar a la población sobre los alimentos que consume, pero también el control de las autoridades sobre las empresas o personas que arrojan esos elementos químicos a las aguas.

“Los organismos de salud están obligados a monitorear la población, de manera urgente y permanente –agrega el doctor Rizo– para detectar a tiempo posibles alteraciones relacionadas con el cáncer y otras enfermedades degenerativas”.

El río y la salud
Jesús Olivero Verbel, un toxicólogo reconocido, también ha advertido sobre la terrible realidad y los peligros de la contaminación en Colombia. Refiriéndose a la situación sanitaria que se vive hoy a lo largo del río Magdalena, de sur a norte del país, fue él quien dijo, de manera tajante, que “la conexión entre el río y la salud de sus habitantes es inquebrantable”.

Olivero explica que muchas sustancias contaminantes llegan al río desde las fuentes originales de agua, sean afluentes o ciénagas, y desde allí inician un recorrido que termina en el estómago de los seres humanos, ya sea como agua o como consumo de peces.

Entre esas sustancias, precisamente, están los metales pesados, los pesticidas, los plaguicidas. “Las mujeres embarazadas y los niños son los grupos más vulnerables”.
El doctor Olivero Verbel, en artículos especiales publicados en la prensa, ha establecido que uno de los puntos más críticos del río está en las poblaciones ribereñas del departamento de Bolívar, acercándose ya a su desembocadura en Barranquilla.

Es tal la cantidad de porquerías químicas que arrastra a lo largo de su recorrido por el país que entre los pobladores de dicha región se han incrementado enfermedades de origen tóxico, como el labio leporino o el paladar hendido, lo mismo que los déficits en la inteligencia humana.

Epílogo
No nos digamos más mentiras piadosas ni sigamos hablando con pañitos de agua tibia en la boca: la clase política, robando y el pueblo, muriéndose con la barriga llena de mercurio. El mismo pueblo que les vende el voto el día de elecciones. Esa es la realidad.

Señores congresistas, funcionarios gubernamentales, diputados, concejales, alcaldes, gobernadores: una vez más vuelvo a recordarles lo que ya he dicho varias veces en estas crónicas. Sigan en esas, sigan. Nerón también tocaba el arpa mientras Roma ardía...

FUENTE: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/cuantos-colombianos-se-mueren-al-ano-por-la-contaminacion-ambiental-293424

 

WWF alaba a China por no permitir uso de hueso de tigre y cuerno de rinoceronte

La organización conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) recibió hoy con alivio la noticia de que el Gobierno chino ha decidido mantener la prohibición sobre el uso de hueso de tigre y cuerno de rinoceronte.

Esa restricción lleva vigente desde hace 25 años, pero a finales del pasado octubre las autoridades comunicaron que la dejarían sin efecto parcialmente a partir de hoy, lo que causó revuelo y críticas de las organizaciones defensoras de los animales.

La medida implicaba que huesos y cuernos de los referidos animales podían empezar a utilizarse bajo circunstancias especiales, incluidos los tratamientos dispensados por médicos certificados por la Administración Estatal de Medicina Tradicional China.

Asimismo, se podía requerir el permiso de uso para investigaciones científicas.

“Un impacto devastador”
WWF sostuvo que haber permitido el comercio de esos productos, incluso si se tratase de animales en cautiverio, “hubiese tenido un impacto devastador en las poblaciones de tigres y rinocerontes salvajes”.

Los números de ejemplares salvajes de ambos animales se encuentran ya a niveles extremadamente bajos, de modo que cualquier flexibilización de la prohibición requiere ser evaluada de manera extremadamente cuidadosa, agregó la ONG en su sede mundial en Gland, Suiza. Efeverde

FUENTE: https://www.efeverde.com/noticias/wwf-alaba-china-no-permitir-uso-hueso-tigre-cuerno-rinoceronte/ 

  • Published in Fauna

La Ley de cambio climático prevé un sistema eléctrico 100 % renovable en 2050

La futura Ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno establece que el sistema eléctrico español se deberá basar exclusivamente en fuentes renovables en el año 2050, y en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos el 90 % con respecto a los niveles de 1990.

La ley que prepara el Ejecutivo pretende asegurar el cumplimiento del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático y garantizar la total descarbonización de la economía española en la segunda mitad del siglo XXI, según han informado fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) en un encuentro con periodistas.

La ley se fija dos referencias temporales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, introducir energías renovables y ser más eficientes en el uso de la energía: los años 2030 y 2050.
Emisiones de gases de efecto invernadero
Así, en 2030 el Ejecutivo quiere que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan un 20 % respecto a 1990, que el sistema eléctrico cuente con un 70 % de generación a partir de energías de origen renovable y mejorar la eficiencia energética.

Para 2050 las emisiones de gases invernadero se deberían reducir un 90 % respecto a los niveles de 1990 y el sistema eléctrico se debería basar exclusivamente en fuentes renovables.

Las mismas fuentes del Ministerio han informado de que la ley de Cambio Climático irá acompañada de varios instrumentos de planificación “transversales” como los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima o las Estrategias de Bajas Emisiones a 2050 de la economía española.

La normativa pretende dar un impulso “decidido” a las renovables, y para ello planea potenciar, entre los años 2020 y 2030, la instalación de un mínimo de 3.000 megavatios de potencia al año en instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energía renovable.

Uso de combustibles fósiles
El Gobierno quiere poner fin definitivamente al uso de combustibles fósiles que generan emisiones de gases invernadero (como el carbón) y ha planeado que cuando entre en vigor la ley ya no se otorgarán nuevas autorizaciones para realizar actividades de exploración, permisos de investigación ni concesiones de explotación de hidrocarburos.

Tampoco se podrán desarrollar actividades de “fractura hidráulica” (“fracking”) para la explotación de hidrocarburos, según la futura ley, que establecerá que las actividades vigentes para estas actividades no podrán seguir más allá del año 2040.

La norma que prepara el Gobierno prohibirá el establecimiento de nuevos subsidios o incentivos económicos que favorezcan el consumo de combustibles fósiles, y prevé que la Administración General del Estado no realizará inversiones en participaciones o instrumentos financieros cuya actividad incluya la explotación, la extracción o el procesado de combustibles fósiles.

“Estrategia de transición justa”
El Gobierno tiene prevista una “hoja de ruta” para que el sector público estatal se desprenda de sus participaciones en empresas que desarrollen actividades relacionadas con los combustibles fósiles, así como fomentar el biometano y los combustibles sintéticos de origen renovables.

La Ley, según las mismas fuentes, irá acompañada de una “Estrategia de transición justa” con medidas que aseguren un tratamiento “equitativo y solidario” para los territorios y los trabajadores de los sectores más afectados por esa transición hacia una economía baja en carbono.

Entre las medidas para potenciar la reactivación económica en esos lugares, el Gobierno ha previsto la firma de “contratos” en los que participen las administraciones públicas, las entidades locales de las áreas geográficas “vulnerables”, empresas, sindicatos, universidades, asociaciones o las ong.

Al menos el 20 % de los Presupuestos Generales del Estado deberán tener un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, según el borrador de la Ley que prevé que un porcentaje de los ingresos procedentes de las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero se deberán destinar a asegurar esa “transición justa”.

FUENTE: https://www.efeverde.com/noticias/ley-cambio-climatico-renovable/ 

Medio Ambiente elabora un plan de conservación para las palomas turqué y rabiche

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de la Viceconsejera de Medio Ambiente y Seguridad, ha puesto en marcha la elaboración de un plan de conservación para las palomas turqué ( Columba bolii) y rabiche ( Columba junoniae) en el Archipiélago con la apertura de la fase de consulta previa, indica en una nota de prensa. En La Palma, apunta, “se desarrollarán medidas adecuadas para garantizar que los efectivos de la Isla se encuentren en un estado de conservación favorable". Aunque, explica, "en comparación las otras islas donde habitan las citadas especies, las poblaciones de estas aves presentan una situación mejor, no están exentas de la necesidad de aplicar medidas preventivas que afiancen el buen estado de conservación".

A través del portal www.canariasparticipa.com, ciudadanos, organizaciones representativas, colectivos y administraciones podrán hacer sus aportaciones con carácter previo al inicio de la redacción del plan.

Estas especies, señala, “tienen un papel clave en la dispersión de semillas facilitando la regeneración y conservación de los bosques de laurisilva y termófilos canarios. Es por ello que el objetivo último del plan es recuperar un estado de conservación favorable de las palomas turqué y rabiche en el conjunto del Archipiélago canario, en calidad de especies estandarte e indicadoras del grado de conservación y avance de los bosques de laurisilva y termófilo de las Islas”.

Para ello, añade, “el plan plantea favorecer en Gran Canaria las condiciones que permitan la continuidad y buen estado de la población de la paloma rabiche, que está siendo reintroducida, así como facilitar el despliegue de las líneas de desarrollo necesarias para el reforzamiento de la población de la paloma turqué también en esta Isla. Esto, a su vez, permitirá la supervivencia y asentamiento de aquellos ejemplares de ambas especies que son capaces de alcanzar Gran Canaria en sus movimientos de dispersión”.

Apunta que “se pretende también favorecer el asentamiento de una población estable de paloma rabiche en El Hierro y revertir el actual estado de conservación desfavorable de esta especie en algunas localidades de las islas de Tenerife y La Gomera, propiciando la recuperación de su hábitat e impulsando la mitigación de aquellos factores que operan con incidencia negativa sobre su población, y sobre los que es posible actuar con resultados significativos y efectividad a la vista del balance coste-esfuerzo/resultado esperado”.

Finalmente, se desarrollarán medidas adecuadas en La Palma para garantizar que los efectivos de la Isla se encuentren en un estado de conservación favorable. Aunque, en comparación con las restantes islas, las poblaciones de estas aves presentan una situación mejor, no están exentas de la necesidad de aplicar medidas preventivas que afiancen el buen estado de conservación.

Las especies mencionadas se encuentran incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y, en el seno de éste, la paloma rabiche también está registrada en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la categoría de ‘vulnerable’. A su vez, el Catálogo Canario de Especies Protegidas incluye a las dos especies de palomas en su Anexo V en calidad de ‘vulnerables’. Atendiendo a la normativa ambiental vigente, la inclusión de un taxón o población en la categoría de ‘vulnerable’ conllevará la adopción de un plan de conservación, que incluya las medidas más adecuadas para el cumplimiento de los objetivos buscados, explica.

Las palomas turqué y rabiche son especies endémicas de Canarias propias de los bosques de laurisilva y termófilo, si bien, sus ejemplares son también hoy observados en otros hábitats debido a su gran capacidad de desplazamiento, a la degradación e incluso desaparición de una parte considerable de los bosques ocupados en el pasado y atendiendo a patrones estacionales de disponibilidad de alimento.

Existen evidencias de que las poblaciones de ambas palomas ocupaban en el pasado un área de distribución mayor que el actual. Así, restos óseos de sus tipos encontrados en algunos yacimientos y las crónicas históricas, apuntan a la presencia de estas especies también en sectores e islas del archipiélago canario donde en la actualidad no se presentan. La destrucción histórica de su hábitat, junto con el efecto de la caza furtiva, y la depredación por parte de especies animales exóticas introducidas en las islas como gatos y ratas, son los principales motivos que han intervenido, condicionando su distribución actual.

 

FUENTE: https://www.eldiario.es/lapalmaahora/sociedad/Medio-Ambiente-elabora-conservacion-palomas_0_833967136.html 

Medio Ambiente permite desde hace 2 años cazar sin autorización expresa

La Conselleria de Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural lleva dos años permitiendo la caza en hasta 157 cotos de la provincia de València que, sin embargo, no cuentan con una autorización expresa. La Dirección General de Medi Natural se ha venido acogiendo al «silencio administrativo» para dar por aprobados todos los Planes Técnicos de Ordenación Cinegética (PTOC) presentados por los titulares de esos espacios cinegéticos, cuando recurrir a esta figura legal ya no está permitido. La nueva Ley de Procedimiento Administrativo 39/15, que empezó a aplicarse en octubre de 2016, obliga al órgano competente a pronunciarse en aquellos casos en que el silencio administrativo «pueda resultar perjudicial para el medio ambiente». De no hacerlo, dicha petición debe entenderse por desestimada. Algo de lo que advierte, además, un informe al respecto de la Abogacía de la Generalitat.

La Ley de caza de la Comunitat Valenciana 13/2004 establece en su Título IV que la planificación y ordenación de la actividad cinegética pasa, necesariamente, por los Planes Territoriales de Ordenación Cinegética. Su vigencia máxima es de cinco años, por lo que pasado ese tiempo se han de revisar por la autoridad pertinente. En este caso ha de ser un Técnico de Recursos Naturales del servicio de Medio Ambiente quien los autorice, o no. Esta plaza, sin embargo, se encuentra vacante desde 2014, según ha venido denunciando de forma reiterada la Confederació General del Treball del País Valencià (CGT-PV). La conselleria, por tanto, sigue permitiendo la caza por silencio administrativo, sin que ningún funcionario cualificado revise la documentación.

La normativa valenciana es muy clara al respecto y en sus artículos 45 y 47 recoge que «en ningún espacio, y con independencia de la titularidad pública o privada del mismo, podrá practicarse ninguna clase de aprovechamiento cinegético, mientras éste no se encuentre sujeto a una ordenación técnica adecuada, acorde con las directrices de ordenación cinegética de la Comunitat Valenciana y haya sido aprobado por la Conselleria competente en materia de caza». Cuando expira la vigencia de los PTOC, queda prohibida la práctica de cualquier aprovechamiento cinegético racional en el coto en cuestión.

La finalidad de estos PTOC es la de garantizar un uso equilibrado de la explotación cinegética y los recursos naturales del coto. El papel de la administración es el de supervisar que la actividad que se pretende desarrollar por parte de los cazadores no pueda tener un impacto negativo sobre las especies que habiten en ese entorno y que la caza se lleve a cabo de forma controlada. La conselleria tiene un plazo de seis meses para contestar a los PTOC presentados.

Desde la dirección general de Medi Ambient se incide en la falta de personal «y que se remonta a muchos años atrás, pese al esfuerzo para reducir su impacto». Explica, además, que se ha solicitado un segundo informe aclaratorio de la Abogacía para tratar de fijar un criterio sobre la controversia del silencio administrativo, ya que el informe de la dirección territorial sí avala su uso. Y recuerda que busca agilizar al máximo la aprobación de los planes pendientes con todos los pasos técnicos necesarios.

 

FUENTE: https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2018/11/09/medio-ambiente-permite-2-anos/1792867.html 

¿Por qué el medio ambiente también es una víctima de la guerra?

El 13 de noviembre del 2001, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que todos los 6 de noviembre se debe conmemorar el Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra y los conflictos armados.

¿La razón? La ONU afirma que el medio ambiente es una víctima olvidada que dejan las guerras en todo el mundo.

Erik Solheim, director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, dijo a propósito de este día: “La guerra y los conflictos armados representan un riesgo para la humanidad y las otras formas de vida de nuestro planeta. Demasiadas personas y especies están en juego”.

Cifras de ese organismo advierten que casi 1.500 millones de personas, más del 20% de la población mundial, viven en zonas afectadas por conflictos.

Pero, ¿cómo afecta la guerra al medio ambiente? Carolina Montes, docente investigadora del Departamento de Derecho de Medio Ambiente de la Universidad Externado, explica que la guerra tiene consecuencias en la naturaleza que suelen afectar la vida de las personas.

“En muchos casos los recursos naturales o ecosistemas resultan afectados, no por ser el objeto directo de la guerra, sino porque a través de su afectación se puede disminuir la capacidad del enemigo”, dice Montes.

La académica además explica que los adversarios de un bando suelen afectar los recursos naturales, como el agua o la comida de un sitio determinado, para que las poblaciones no puedan satisfacer sus necesidades básicas. “Cuando la población carece de esos recursos, la población está en una condición de inferioridad”, añade.

Erik Solheim recalca en su discurso que “décadas de enfrentamiento en países como Afganistán, Colombia o Irak han llevado a una inmensa pérdida de recursos naturales. Solo en Afganistán hemos sido testigos de tasas de deforestación que han alcanzado 95% en algunas áreas”.

¿Qué ha pasado en Colombia?
Colombia no ha sido la excepción de padecer afectaciones en su ecosistema por motivos de la guerra.

Germán Valencia, profesor del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, dice que a su juicio hay tres factores de la guerra que han contribuido al deterioro de los ecosistemas.

El primero tiene que ver la voladura de oleoductos, un factor de la guerra en el que Valencia y Montes coinciden afectan profundamente el ecosistema y la biodiversidad.

De hecho, este 25 de octubre Ecopetrol rechazó a través de un comunicado de prensa un atentado contra el oleoducto de Caño Limón Coveñas el cual afectó una zona natural de Boyacá.

También, un artículo publicado en este medio señaló que en el 2017 se registraron 43 ataques a esa misma red de Ecopetrol, los cuales se cuantifican en pérdidas que ascienden los $ 36.000 millones y un total de de 18.000 barriles de crudo derramado.

El segundo punto que menciona el investigador de la Universidad de Antioquia es la producción de cocaína, una actividad ilícita que suele hacerse en lugares alejados y remotos del país que deja hectáreas de bosque talados para despejar los territorios y así preparar la siembra.

Un artículo publicado en EL TIEMPO, titulado ‘Denuncian que cultivos ilícitos siguen devorando bosques del Catatumbo’, detalla que pese cifras del Ideam en las que se evidencian el declive en la deforestación, activistas y organizaciones defensoras del medio ambiente advierten que la agricultura extensiva y la expansión de cultivos ilícitos en la región del Catatumbo, en Norte de Santander, han dejado un área deforestada de 4.092 hectáreas.

El tercero, y a juicio de Valencia el más dañino con el ecosistema, es la minería ilegal, una actividad que sirve como financiamiento para grupos criminales. “Los químicos que se utilizan para sacar los metales pesados son una depredación con el medio ambiente (…), eso es lo peor que se le puede hacer a la naturaleza”, dijo.

Un especial publicado también en este medio detalla cómo entre retroexcavadoras, dragas, el mercurio y el cianuro se hacen daños irreparables al medio ambiente.

Investigaciones dan cuenta de 6.330 puntos dedicados a la extracción de oro, y se calculan que son cerca de 200 mil hectáreas de ríos y zonas selváticas seriamente deterioradas por esta actividad.

 

FUENTE: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/dia-para-conmemorar-la-prevencion-de-la-explotacion-del-medio-ambiente-en-la-guerra-290516 

‘Eco-apps’ para cuidar el medio ambiente desde su teléfono celular

Cada vez son más los medios y las redes sociales que se hacen eco de la importancia de cuidar el medioambiente y desarrollar una conciencia ecológica. Ante las noticias que van llegando respecto al cambio climático, o los anuncios que llaman a reciclar, cada vez son más quienes se suman al ecologismo. Y las aplicaciones para celulares pueden ser una gran ayuda para moverse en esta corriente.

Cómo calcular su huella de carbono
Medir la huella de carbono que dejamos con nuestro consumo diario sirve para comprender de qué manera impactamos sobre el medioambiente. Esto es lo que hacen Oroeco, disponible para iOS y Android, y otras aplicaciones como GiveO2, Green You, EcoFootprint y CarbonTrack.

Algunas, como Ecorio, se centran en medir la huella de carbono que generamos al desplazarnos en auto y nos ofrecen alternativas de transporte público. Otras, como Oroeco, no solo dan la información, sino que la complementan con consejos sencillos y divertidos para reducir ese impacto.

Dónde conseguir los productos ‘eco’
La conciencia ecológica no solo se basa en el reciclaje o el control de nuestra huella de carbono. A la hora de llevar a cabo tareas mucho más cotidianas, como hacer las compras, podemos tener en cuenta ciertas características para elegir los productos más ‘eco’.

Por ejemplo, GoodGuide, para iOS y Android, es una aplicación que cuenta con más de 170.000 recomendaciones de productos ecológicos y saludables, y que indica dónde pueden conseguirse, además de contar con la valoración de otros usuarios.

Y no es la única opción. Labels For Your Planet (Android) ayuda a elegir cuando dudamos entre varios alimentos, y Love Food Hate Waste (en ambos dispositivos) permite aprovechar al máximo los alimentos en un mundo en el que se desperdicia un tercio de ellos, según la ONU.

Construya su propio huerto
¿Le gustaría tener su propio huerto urbano? Es una actividad cada vez más de moda, por la ventaja de tener nuestros propios productos ecológicos. Con ella se aprende a cuidar de las plantas y el medioambiente y se recibe el beneficio de alimentarnos de manera saludable.

Tanto en Android como en iOS, iHuerting es la aplicación ideal para quienes quieran aventurarse con esta iniciativa: ayuda al usuario a mantener su huerto de manera intuitiva y divertida, recordándole cuándo debe regar y fertilizar los cultivos, cómo prevenir plagas de manera orgánica y mucho más.

Consejos ecológicos
Tener una conciencia ecológica y un estilo de vida saludable, para nosotros y para el medioambiente, puede ser complicado si no estamos acostumbrados. No obstante, hay aplicaciones cuyos consejos podemos seguir.

Refresh & Go Green nos ayudará a seguir un sencillo itinerario sostenible gracias a pasos fáciles de aplicar. Su objetivo es “hacernos pensar en verde”, para que tengamos interiorizados los consejos y pautas. Algo similar ocurre con la ‘app’ Green Tips, de la Agencia Europea de Protección Ambiental.

A los más pequeños podemos concientizarlos con aplicaciones divertidas, con juegos enfocados a que comprendan la importancia de ser ecologistas, como Sustainability Aware. Esta herramienta no se olvida de los más mayores, a los que ayuda a comprender cuestiones más complejas, como la movilidad sostenible, el cambio climático y las energías renovables.

La otra contaminación
La contaminación va más allá de la basura. La calidad del sonido o el estado del cielo en la noche también se deben a distintos factores de polución sobre los cuales nuestros teléfonos móviles pueden concientizarnos.

Con Noise Meter, una aplicación desarrollada por la Agencia Europea de Protección Ambiental, podemos recoger el sonido ambiental con nuestro ‘smartphone’ y calcular la contaminación acústica del lugar donde nos encontramos.

Del mismo modo, ‘apps’ como Loss Of the Night permiten conocer el nivel de contaminación lumínica urbana y saber el nivel de visibilidad de las estrellas en un punto determinado.

Es hora de reciclar, pero ¿cómo?
El reciclaje es fundamental en la vida de cualquier ecologista y una de las mejores maneras de reducir la contaminación y el impacto de los desechos en el medioambiente. Por eso, existen ‘apps’ diseñadas para ayudarnos con esta tarea.

Una de ellas es iRecycle, que no solo nos conecta en las redes sociales con otros aficionados al reciclaje, sino que nos indica los lugares cercanos donde podemos reciclar nuestra basura y ofrece información sobre cómo disponer más de 300 tipos de desechos, junto con una serie de consejos medioambientales.

Hay más, como DóndeReciclar (que funciona con Google Maps), o Reciclapp (que usa Android para enseñarnos a reutilizar los materiales que desechamos) y iRecyclart (que hace algo similar en el iPhone).

 

FUENTE:  https://www.eltiempo.com/tecnosfera/apps/aplicaciones-para-cuidar-el-medio-ambiente-289566 

Subscribe to this RSS feed

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo