` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Displaying items by tag: noticias de fauna

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

Objetivos del milenio

A+ A A-

La sexta extinción masiva de la biodiversidad / Columnista invitado

La extinción en masa más conocida fue aquella que hizo desaparecer los dinosaurios, hace más de 60 millones de años, precisamente cuando estos dominaban la Tierra.

En la sexta extinción, que estamos viviendo, la situación es diferente: el ser humano, que domina hoy el planeta, está llevando otras especies a la extinción. La llegada del hombre a los diferentes continentes desde su salida de África, hace unos 100.000 años, coincide con la desaparición de grandes animales como el mamut lanudo, el ciervo gigante, los grandes canguros y el ave elefante, entre otras especies. Estos gigantes, junto con mastodontes (algo más esbeltos que los elefantes), deambulaban por los valles y bosques interandinos y fueron cazados, quizá hasta la extinción, por los primeros habitantes de América y desaparecieron hace unos 5.000 años.

En épocas más recientes, hace unos 500 años, se empezó a reportar una nueva ola de extinciones. Las islas han llevado la peor parte; allí, la huella humana trae consigo la extinción de especies como la carismática ave dodo de las islas Mauricio (estrella de La era del hielo II), la guacamaya de Cuba y, más recientemente, todas las aves de Guam. Por un lado, se alteraron los ecosistemas con la agricultura y, por el otro, se introdujeron especies domésticas, como el gato, que encontraron en especies desprotegidas un bocadillo irresistible.

 

FUENTE:  http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/la-sexta-extincion-masiva-de-la-biodiversidad-columna-de-opinion-255912 

  • Published in Fauna

Sistema de gestión y medio ambiente de trabajo, tema en Cali

El seminario Cómo administrar un sistema de gestión, seguridad y salud en el trabajo' es organizado por por H&S Ingeniería Ltda, con más de 14 años en la investigación, implementación y la efectiva administración del SG-SST en el sector empresarial del departamento. Hay inscripciones hasta este jueves.


El Ministerio del Trabajo estableció el Sistema de Seguridad y Salud, fundamentado en las políticas de protección de los trabajadores colombianos y en desarrollo de las normas y convenios internacionales.

Los organizadoresdel seminario, que se realizará este viernes, plantean que "más allá del deber fundamental del cumplimiento del Decreto 1072 de 2015 emitida por el Ministerio del Trabajo, el SG-SST resulta indispensable para crear un medio ambiente de trabajo adecuado, con condiciones justas, donde los empleados puedan desarrollar una actividad con dignidad y donde sea posible su participación para la mejora y el cuidado de las condiciones de salud y seguridad y así mismo las empresas puedan alcanzar la optimización en sus procesos de producción".

A los empresarios se les ha informado sobre la importancia de la correcta administración de los procesos del SG-SST pues solo un trabajo disciplinado en su ejecución garantiza los resultados
.
El seminario será dictado por Hugo Germán Cáceres Leyes, magister en Salud Ocupacional con más de 18 años de experiencia y conocimiento del SG-SST.

El seminario tendrá una duración de 5 horas en donde se tratarán los temas: 1. Que es un Sistema de gestión. 2. Ciclo P.H.V.A. 3. Mapa Operativo por Procesos. 4. Integración de las Políticas. 5. Objetivos e Importancia Frente a los Indicadores. 6. Matriz de Peligros Como Herramienta de Prevención. 7. Como se Integra el Decreto 1072 de 2015. 8. Sistemas de Vigilancia Epidemiológica.

El evento, en la calle 47 No 7N-65 del barrio El Bosque de Cali, es dirigido a tecnólogos, Técnicos, Profesionales y Especialistas de Seguridad y Salud en el Trabajo. Los interesados pueden comunicarse para más información al teléfono 5246945, la página. www.sisoa.co y en Facebook H&S Ingeniería.

 

FUENTE: http://www.eltiempo.com/colombia/cali/sistema-de-gestion-y-medio-ambiente-de-trabajo-tema-en-cali-256080 

Colombia debe combatir su adicción al oro y a la gasolina

Hay un curioso, atormentado deber de los escritores de ficción, que consiste en imaginar mundos. Estos mundos surgen al cambiar algunas circunstancias de aquello que llamamos, no sin muchas dudas, realidad. Lo que cambia en estas circunstancias no suele ser arbitrario: se imagina lo posible. Pero a veces se llega a postular incluso lo que nos parece imposible o lo que preferiríamos que jamás ocurriera: se sueña con utopías o se tienen pesadillas con las distopías. Las utopías ofrecen la ventaja psicológica de dar ánimos para emprender cambios; las distopías favorecen la cautela pues señalan los riesgos que vienen aparejados con aquello que se cree que es progreso.

Para imaginar esos mundos posibles, el escritor no solamente piensa y deja vagar la fantasía, también observa, lee y recuerda. Tal vez otros mundos pasados, reales o imaginarios, ofrezcan pistas para aquello que se desea o se teme. Después de observar, de leer, pensar y recordar lo ocurrido aquí o en otras partes, tengo la impresión de que el futuro mejor (o peor) que postulo para este territorio que llamamos Colombia está expuesto, sobre todo, a los cataclismos que los expertos predicen por los efectos del cambio climático del planeta.

Es sabido que una de las pocas cosas buenas que nos dejó el largo conflicto en Colombia es que nuestra “casa de esquina” de Suramérica es uno de los territorios más verdes y menos deteriorados ecológicamente de la región. Pese a la deforestación provocada por los cultivos ilegales, la minería salvaje (legal e ilegal), la tala de bosques en sitios poco aptos para la agricultura, si comparamos a Colombia con el vecindario (Perú, Venezuela, Brasil, Bolivia o Ecuador), veremos que la Amazonia menos invadida, los bosques húmedos tropicales menos talados, los ríos y páramos todavía más ricos en agua y diversidad son los de nuestro país. El motivo es muy simple: los explotadores de estos recursos no pudieron saquearlos libremente gracias al miedo. Es una paradoja triste, pero real. El miedo a la guerrilla, a los narcotraficantes o a los paramilitares, la casi total ausencia del Estado y la falta de inversión nacional o internacional hicieron que buena parte del campo colombiano cayera en el más completo abandono (...).

Pero bastó que llegara la noticia de que Colombia ya no era un país tan peligroso y violento para que los ojos ávidos del mundo entero, y de los mismos colombianos, vieran en esa nueva frontera inexplorada mil oportunidades para su codicia, para la explotación de los recursos, para las inversiones.

Como siempre en la historia humana, lo primero que llega son los aserradores. A las costas del Pacífico, frente a las selvas del Chocó, ya no se acercan pesqueros chinos, sino traficantes canadienses de maderas preciosas. Y por los ríos bajan al mar los troncos centenarios, grandes como ballenas, a llenar las estibas que los llevarán a los ebanistas del primer mundo. Maderas duras, negras, rojas, blancas, moradas, harán la delicia de los coleccionistas de objetos y muebles raros (...).

Mientras esto ocurre en silencio y de contrabando, empiezan a trabajar las oficinas de los abogados. El gobierno de Álvaro Uribe, cuando arrinconó a la guerrilla en las zonas más apartadas de la selva, declaró que el país ya era un territorio libre de violencia y que había llegado el momento de explotar las riquezas incalculables de El Dorado. Se abrió la venta de títulos mineros exprés y las voraces compañías sudafricanas, chinas, canadienses, norteamericanas y europeas compraron a precio de huevo licencias de exploración de miles y miles de kilómetros cuadrados de subsuelo. Algunos compraron casi al azar, poniendo el dedo índice sobre el mapa, con los ojos cerrados, millones de hectáreas (...). La nación es la dueña del subsuelo y puede vender esas licencias. Y esas licencias son como papeles al portador, se pueden revender al mejor postor en el mercado (...).

Y vino lo mejor, que siempre es lo peor: en algunas regiones adonde habían podido volver los hacendados y los campesinos desplazados por decenios de violencia, y cuando pensaban que otra vez podían dedicarse a la contemplación del paisaje y a las explotaciones ganaderas o agrícolas de baja escala, se difundió en algunos pueblos la gran noticia: la AngloGold Ashanti (o cualquier otra empresa trasnacional)había encontrado oro, oro, oro, o plata, plata, plata, o níquel, níquel, níquel, o cobre, cobre, cobre, en el territorio. O algo así. Serían ricos, ricos al fin. El fin del conflicto, entonces, ha significado un deterioro inmediato de las condiciones ambientales de las regiones más apartadas del país. Los cauces de ríos que nadie se atrevía a explotar por miedo a la violencia están siendo invadidos por mineros artesanales. Las selvas y bosques a los que nadie se atrevía a ir son devastados por aserradores en busca de maderas preciosas. Los finqueros y campesinos que habían abandonado las tierras a su suerte, las vuelven a llenar de ganadería extensiva o de monocultivos de efectos muy dudosos en el ambiente. Y este deterioro local coincide con el desastre ecológico global, al cual también contribuyen nuestras grandes ciudades ultracontaminadas, nuestro consumo local de energías sucias no renovables y la exportación masiva de estas (carbón y petróleo).

¿Qué ocurrirá con el cambio climático en las altas cordilleras tropicales que caracterizan nuestra parte más poblada de la geografía? ¿Cuál será el efecto en las costas del aumento del nivel del mar? ¿Qué pasará con el frágil ecosistema de las selvas con la exacerbación de lo que siempre ha existido, es decir, con lluvias aún más torrenciales y con sequías mucho más rigurosas y duraderas? No lo sabemos bien, no puede decirse nada con seguridad, pero los nubarrones que se ven en el horizonte no anuncian nada fácil, nada bueno. No creo que las catástrofes o maravillas del futuro vayan a tener su origen en la política. Pero la política tendrá que lidiar con las crisis que se originen en el medioambiente. Por eso resulta necesario y apremiante dedicar los mayores esfuerzos del país (privados y públicos) a mitigar los efectos del deterioro ambiental planetario y a prevenir las tragedias.

La belleza del Parque Farallones cumple 50 años como área protegida
Artistas y activistas, con sus ojos en la ‘Carretera al mar’
Gobierno delimita cuatro nuevos páramos en Colombia
Asesinaron a líder que luchaba contra minería ilegal en Cali
¿Qué ventajas tenemos como punto de partida? Nuestra inmensa riqueza en agua dulce y en diversidad biológica. Es esta gran diversidad la que se puede oponer con éxitos adaptativos a los cambios bruscos que habrá en las condiciones climáticas: plantas más resistentes a la humedad o la sequía, grandes reservas hídricas que se pueden llenar en los tiempos de abundancia y usar en los de carestía.

Hay países bendecidos por su pobreza (Grecia, Italia) y países maldecidos por su riqueza. Nuestro vecino más rico, Venezuela, es el típico caso de esto último: el país minero por excelencia se ha dedicado en el último siglo a vivir de la renta petrolera (...). El modelo de producir petróleo sin producir comida ha llegado a su justo desenlace: en el país vecino hay poco que comer porque el dinero del petróleo ya no alcanza para importar lo que se comen, es decir, todo, porque en un país fértil como Venezuela casi todo lo que se comen es importado. Y llega entonces la crisis humanitaria que se vive allí y que cruza las fronteras hacia acá (...).

Que Colombia sea un país de muchos pueblos y ciudades y no de una única inmensa capital ayuda a absorber mejor crisis humanitarias como esta. Pero las crisis humanitarias (internas o externas) podrían ser mucho más súbitas y violentas frente a algún cataclismo natural.

Debemos prepararnos para crisis migratorias que la retórica llama inimaginables, pero que tenemos el deber de imaginar. Si nuestra mayor riqueza es natural, nuestra mayor amenaza es también al mundo natural, al medioambiente. Si hay alguna resistencia necesaria hoy en la población pensante y bien informada, esta debe ser la resistencia ecológica.

¿En qué consiste la resistencia ecológica? En producir alimentos y generar energía con recursos renovables. Colombia exportaba a Venezuela, hasta hace poco, huevos, leche, café, pollo, carne, papas, arroz y aceite. Esta exportación terminó cuando los venezolanos dejaron de tener los dólares suficientes para pagar. Pero eso no es lo grave. Lo grave es que allí donde se producen los huevos, la leche, el café, la carne, las papas, el maíz y el arroz, ahí, acaban de llegar las nuevas compañías mineras a anunciar que hay oro, como decía arriba. Oro. Y aquí tendrán que perdonarme, dejarme hacer una pregunta ingenua, cándida: ¿para qué sirve el oro? Creo que con el oro podría escribirse uno de los capítulos más alucinantes de la interminable historia de la estupidez humana. Básicamente, el oro es un metal inútil. Resistente, brillante, sin duda, pero salvo una corona en las muelas, algunas cantidades mínimas en microcircuitos y joyas que en realidad solo tienen la función de hacer alarde de riqueza, el oro no sirve para ningún otro fin que para ser atesorado en las cavas gigantescas de los bancos centrales del mundo (...).

Vuelvo a Colombia, digo, el país más verde y más rico en agua dulce de América Latina, y pregunto, otra vez ingenua, cándidamente: ¿vale la pena destruir nuestras montañas, talar nuestros bosques, secar o contaminar las aguas, arruinar el paisaje, destrozar los lazos y las tradiciones ‘pobres’ de la cultura campesina, con tal de que los bancos de todo el mundo puedan seguir acumulando en sus cavas lingotes brillantes de un metal completamente inútil? Hay que resistir a esa lógica loca que nos ha llevado a destruir la tierra por dos adicciones nefastas que tenemos: al oro y a la gasolina. Ojo, no estoy en contra de toda la minería ni creo que la naturaleza sea intocable. No soy un ecologista místico (...).

Redacto estas letras frente a una ventana en Aquitania y veo frente a mí un río caudaloso y cristalino, el Dordogne, unas colinas verdes con bosques y prados, y un paisaje que conmueve por su belleza (...). Mis ojos sueñan y descansan en esta tierra protegida que no es la mía. Y entonces pienso en mi tierra, en La Oculta, en las montañas de Jericó, en Antioquia, la tierra de mis abuelos, nuestra Aquitania (porque también Antioquia es tierra de aguas, de muchas aguas), y me digo: si a estos campesinos perigordianos les dijeran que debajo de sus colinas y detrás de sus grutas prehistóricas hay toneladas de oro, pero que para sacarlas hay que secar los manantiales o contaminar las aguas, que hay que violentar las colinas, dinamitar la piedra, cortar el bosque y destrozar los prados, ellos se levantarían, resistirían y dirían que no, que las pepitas de oro no se comen y las nueces sí, que las abejas no sacan miel del fango, que los mineros no viven mejor que los pastores de ocas y que es mejor tener poco oro, pero vivir más sanos y más años.

Y si aquí lo pueden decir, ¿cómo no lo vamos a poder decir y hacer también nosotros? (...).

Así como yo disfruto enormemente en la Dordoña, sé que un francés también disfrutaría mucho en las montañas de Antioquia. Así que debemos resistir a la locura de la minería en los lugares que por cultura y por tradición centenaria son una fábrica de agua, de belleza, de comida, de pájaros, de aire.

Leo en The New York Times que el gobierno de Trump ha reducido en un 40 % el presupuesto de la EPA (Environmental Protection Agency), que ha despedido a científicos y académicos que formaban parte de su Consejo de Administración y que planea reemplazarlos con personas pertenecientes al mundo de las corporaciones y empresas que “producen riqueza” (...). La investigación sobre los efectos de la contaminación o de las actividades humanas en el clima ya no es una prioridad. Para Trump, las regulaciones ambientales no están dejando trabajar a sus anchas a la industria química, a la industria del carbón, a la industria extractiva, a la industria petrolera, y el país así está perdiendo miles de millones de dólares. Por eso renunció también al Acuerdo de París, que le ataba las manos a la locura de la minería y la extracción indiscriminadas.

Entonces concluyo que nunca como hoy los asuntos ambientales y de salud pública habían sido más políticos. Si creemos que la resistencia está solamente en los derechos de los gais o de las minorías, en los problemas de la inmigración y no en la protección de la tierra como hábitat, creo que estamos cometiendo un grave error de distracción (...). Los políticos populistas quieren llenar los titulares de los periódicos de noticias sobre la “terrible amenaza terrorista (...) O, perdónenme, sobre los alcances que tenga la Jurisdicción Especial para la Paz. Está bien discutir sobre esto, siempre y cuando no se convierta en una pura maniobra de distracción. La lucha más importante está, como siempre, en lo básico: en el territorio, en la tierra, en quiénes deciden lo que se puede hacer, dentro de ciertos territorios, con el agua, el aire y la tierra. Eso es, al menos, lo que me dice la imaginación. Mi imaginación de novelista le teme más al colapso ambiental que a cualquier otra amenaza del mundo de hoy.

 

FUENTE: http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/analisis-del-escritor-hector-abad-faciolince-sobre-el-medio-ambiente-en-colombia-249092 

En Cuidá Tu Medio Ambiente, productos hechos con cajas de tetra pack

Muchas personas siguen creyendo que las cajas tetra pak no son reciclables y se deben juntar con los residuos ordinarios, sin embargo, con este material se puede realizar mobiliario escolar, recipientes de basura e incluso casas para perros. En Cuidá tu Medio Ambiente les contamos en qué consiste este proceso de reutilización.

Proplanet es una empresa de la ciudad que se encarga de reutilizar las cajas tetra pak separando sus materiales para realizar láminas de construcción, tejas, mobiliario escolar, puntos ecológicos entre otros productos.

El 75 % de las cajas tetra pak está hecho con cartón, el 20 % es plástico y el 5 % restante es aluminio. En Proplanet separan estos materiales para poder darle a cada uno un uso diferente.

Proplanet les compra a las diferentes corporaciones de recicladores del Valle de Aburrá este tipo de cajas las cuales son su materia prima para la elaboración de los productos.

Para la fabricación de 285 unidades de mobiliario escolar, desde sillas, lockers y mesas son necesarias 11 toneladas de tetra pak, es decir un millón 131 cajas, de ahí la invitación a reciclar este material.

FUENTE: https://telemedellin.tv/reutilizar-las-cajas-tetra-pak/275717/ 

Medio Ambiente aboga por las medidas preventivas y la limitación en el uso de químicos a la hora de combatir las plagas

En concreto, las plagas de ratas, ratones y cucarachas son las que más afectan a la capital riojana. Durante el pasado año y el primer semestre de 2018, se detectaron roedores en 955 revisiones de la red de alcantarillado e insectos en 780. Además, se dieron 413 avisos en 136 calles, 243 de los cuales fueron por la existencia de roedores, mientras que los 190 restantes se debieron a plagas de insectos. El concejal de Medio Ambiente y Eficiencia Energética, Jesús Ruiz Tutor, ha asegurado que el contrato busca "disponer de los procesos de prevención y control necesarios para conseguir las condiciones sanitario-ambientales adecuadas y evitar la proliferación de organismos nocivos, minimizando los riesgos para la salud y el medio ambiente".

Para ello, se ofrecerán diversas novedades como un asesoramiento a los ciudadanos en caso de plagas, un atención en 24 horas desde la llamada de aviso al Servicio municipal 010 y en 4 horas en caso de urgencia, y la utilización de un vehículo eléctrico para llevar a cabo las revisiones en empresas. Así mismo, las revisiones de control también se efectúan en los edificios municipales de la capital, siendo 1.700 puntos de control los distribuidos por los 96 edificios dependientes del Ayuntamiento. En total, se han producido 27 avisos en 16 edificios, 17 de ellos a causa de cucarachas, 7 por hormigas y 3 por roedores. Ruiz Tutor considera que aunque "este año está siendo muy malo en cuanto a las plagas de cucarachas que han aumentado a causa de la humedad y las altas temperaturas presentes durante el verano, el plan de control está funcionando bien".

FUENTE: https://www.20minutos.es/noticia/3417431/0/medio-ambiente-aboga-por-medidas-preventivas-limitacion-uso-quimicos-hora-combatir-plagas/ 

Agentes de Medio Ambiente se concentran para reclamar "unas condiciones laborales dignas"

Alrededor de medio centenar de personas ha participado en la protesta convocada por las organizaciones sindicales ante "la situación límite" que se ha alcanzado poniendo en riesgo la seguridad y salud de los agentes, que se agrava con la participación en intervenciones de riesgo asociadas a las labores de extinción de incendios forestales. En declaraciones a los periodistas, José Ramón Fernández, que ha ejercido del portavoz de la concentración, ha asegurado que las principales reivindicaciones son "el mal estado de la flota de vehículos, las horas de trabajo excesivas sin remunerar, la falta de formación y de la dotación de Equipos de Protección Individual (EPIs), que hacen incómodo el trabajo efectivo, duradero y digno de todo el colectivo". Estos problemas, ha asegurado, "se derivan del histórico abandono al que está sometido el colectivo y se plasman, entre otros, en su participación en el Plan Infoca".

En declaraciones a los periodistas, José Ramón Fernández, que ha ejercido del portavoz de la concentración, ha asegurado que las principales reivindicaciones son "el mal estado de la flota de vehículos, las horas de trabajo excesivas sin remunerar, la falta de formación y de la dotación de Equipos de Protección Individual (EPIs), que hacen incómodo el trabajo efectivo, duradero y digno de todo el colectivo". Estos problemas, ha asegurado, "se derivan del histórico abandono al que está sometido el colectivo y se plasman, entre otros, en su participación en el Plan Infoca".

En este sentido, las organizaciones sindicales denuncian "el lamentable estado de la flota de vehículos que presenta graves carencias por la falta de mantenimiento y el elevado kilometraje. Algunos de estos coches tienen más de 15 años y 400.000 kilómetros", una situación, han añadido, que "pone en peligro al personal tanto en su trabajo diario como en la intervención en las emergencias por incendios forestales". Por otra parte, los convocantes de la protesta han alertado de la "alarmante reducción de la plantilla", actualmente fijada en unas 70 personas, y el envejecimiento asociado por falta de reposición. Los más de 60 puestos perdidos en la provincia en los últimos 25 años "no se solucionan con cinco plazas en las ofertas públicas de empleo" y han abogado, además, por realizar "un llamamiento urgente" de interinos dada la escasez de personal debido a las jubilaciones de los últimos años que "han tenido hasta ahora una tasa de reposición real del cero por ciento, así como para atender el envejecimiento paulatino de la plantilla", ha informado CSIF en una nota. Otra de las reivindicaciones del colectivo es "la falta de aplicación de las medidas de prevención de riesgos laborales, la dotación de Equipos de Protección Individual (EPIs) en todas sus funciones y regular las excesivas jornadas laborales que se realizan durante la adscripción al plan Infoca limitando el máximo de horas a realizar dado el especial trabajo que realizan, ya que, en ocasiones, se han superado las veinte horas sin descanso".

El objetivo, han remarcado los convocantes, es "garantizar la seguridad de los agentes y de los ciudadanos". Igualmente, "resulta imprescindible abordar la negociación de unas retribuciones justas y acordes con la responsabilidad asumida por este personal en las tareas de extinción de incendios forestales". Finalmente, las organizaciones convocantes han asegurado que emprenderán "todas las medidas de presión que sean necesarias para hacer que la Consejería de Medio Ambiente aborde de forma decidida y negociada con los representantes legales de los trabajadores las medidas necesarias para solucionar estas cuestiones que tanta relevancia tienen en la seguridad y salud del personal".

FUENTE: https://www.20minutos.es/noticia/3417380/0/agentes-medio-ambiente-se-concentran-para-reclamar-condiciones-laborales-dignas/ 

Proyecto Norte de transmisión de energía sí respeta el medio ambiente

Ante la ola de desinformación de algunos líderes de opinión sobre la línea de transmisión de energía Proyecto Norte, que contempla la construcción de 344 torres eléctricas en un recorrido de 162 kilómetros entre San Luis de Gaceno, en Boyacá, y Tenjo, en Cundinamarca, como gerente de este proyecto quisiera aclarar muchos mitos y dudas que se han sembrado.

Lo primero que se ha dicho es que el Grupo de Energía Bogotá, empresa encargada de la construcción del proyecto, ha cerrado los canales de comunicación con la comunidad. Nada más alejado de la realidad, pues desde que inició el proyecto la empresa ha realizado más de 1.029 espacios de socialización del proyecto

Quienes han cerrado los canales de comunicación son algunos alcaldes, que han negado los permisos para el uso del parque central de los municipios desde donde se podría generar espacios de socialización masiva a los ciudadanos sobre los alcances e impactos del proyecto, así como los cuidados ambientales, las opciones de los trazados y las compensaciones y presentar de manera detallada el trazado del proyecto en cada municipio, y además poder aclarar inquietudes particulares de la comunidad.

Es el caso de los mandatarios municipales de Tabio, Subachoque, Madrid, Zipaquirá, Nemocón, Tenza y Gachancipá, quienes paradójicamente a la vez que denuncian en las audiencias públicas programadas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales que hace falta socialización del proyecto, niegan la utilización de espacios públicos de gran confluencia por parte de la comunidad en su municipio para brindar información a la ciudadanía.

Sin embargo, hemos buscado otros medios para que la información les llegue a los habitantes, como lo son programas radiales, establecimiento de puntos de información en las sedes de la Policía Nacional, distribución de boletines informativos y las mismas audiencias públicas. En total, vale la pena reiterar, hemos realizado más de 1.029 espacios de socialización.

Una segunda acusación que es recurrente, la cual también es promovida en gran medida por algunos alcaldes, es que el proyecto va en contra del Plan de Ordenamiento Territorial. Aquí se nota que hay desconocimiento de la norma por parte de las autoridades municipales. El servicio de electricidad es de interés social, y por lo tanto, según el artículo 1 del decreto 2201 de 2003, es el municipio el que debe armonizar su ordenamiento territorial a los proyectos de utilidad pública de interés social y no al revés.

“Artículo 1º. Los proyectos, obras o actividades considerados por el legislador de utilidad pública e interés social cuya ejecución corresponda a la Nación, podrán ser adelantados por esta en todo el territorio nacional, de manera directa o indirecta a través de cualquier modalidad contractual, previa la expedición de la respectiva licencia o del correspondiente instrumento administrativo de manejo y control ambiental por parte de la autoridad ambiental correspondiente”.

Un tercer punto tiene que ver con la falsa idea de que el proyecto va a acabar con las reservas forestal de la Cuenca Alta del Río Bogotá. Si bien es cierto que la línea de transmisión de energía pasa por algunos puntos, estos representan tan solo el 0,001% de la reserva. Para ser más exactos, vamos a pasar por 1,61 hectáreas de las 94.000 hectáreas que componen la reserva. En zonas con ecosistemas naturales tan solo vamos a pasar por 0,35 hectáreas, espacio que equivale a media cancha de fútbol.

Además, desde la etapa de diseño se implementaron acciones de ingeniería para evitar la tala de árboles y manejar, cuidar y preservar los árboles y bosques que se encuentran entre torre y torre, es decir, lo que está debajo de los cables que transmiten la energía (vea: estudio de impacto ambiental Proyecto Norte).

Este punto es muy importante dejarlo claro. El Grupo Energía Bogotá se rige por el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (RETIE), expedido por el Ministerio de Minas y Energía, el cual establece los parámetros necesarios que deben cumplir este tipo de proyectos para proteger la vida de toda clase.

No solo hemos tomado las medidas para intervenir lo mínimo en los espacios de reserva ambiental, sino que estamos construyendo con las autoridades ambientales y la comunidad mecanismos de compensación.

Uno de estos mecanismos tiene que ver con la adquisición de alrededor de 2 hectáreas dentro del área protegida para realizar allí proyectos de rehabilitación y conservación en compensación por la sustracción otorgada y adicionalmente, debemos realizar compensación por intervenir las 0,35 hectáreas de ecosistemas naturales de la reserva.

Estamos evaluando la forma de realizar esta compensación, que puede ser con la adquisición de predios para conservación o estableciendo un programa de pago por servicios ambientales con la comunidad.

Un cuarto punto de desinformación a la comunidad ha surgido de una falsa creencia de que la construcción de las torres que soportan los cables de energía van a secar o afectar el agua subterránea o las quebradas.

Primero que todo, las bases de una torre de energía pueden llegar a tener hasta cuatro metros de profundidad, mientras que las corrientes de agua subterránea pueden estar desde 15 metros de profundidad. Y con respecto a las quebradas, jamás se va a construir una torre de energía sobre el cauce o al interior de sus rondas. Es más, para proteger la riqueza hídrica de la zona, el agua que se va a necesitar para construir el proyecto se comprará en bloque y llevará de otras partes autorizadas para ello.

Un quinto elemento es que, según los contradictores, el proyecto va en contravía del medio ambiente, de la fauna, la flora y los habitantes de la región. El Grupo de Energía Bogotá, con más de 120 años de experiencia, con un actuar serio y responsable y apegado a la Ley colombiana, se rige para este y todos los proyectos que emprende por el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (RETIE), el cual establece los parámetros, distancias y criterios a tener en cuenta en el diseño, construcción y operación, necesarios para proteger la vida.

Es importante dejar claro que el Grupo Energía Bogotá no realizará la construcción del proyecto sin que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) otorgue la correspondiente licencia ambiental, la cual determina la forma en la cual se realizará la prevención, mitigación, corrección y compensación ambiental que se requiere.

También informar que, con el acompañamiento de biólogos, de ambientalistas, de ingenieros y de arqueólogos, el Grupo Energía Bogotá estudió cinco rutas, cinco propuestas de trazados diferentes y la ANLA escogió uno, no porque fuera el más largo, tampoco porque fuera el más corto, sino porque es el que garantiza el menor impacto sobre los componentes físico, biótico y socioeconómico del territorio por donde pasaría el proyecto.

Algunas personas han querido poner en la opinión pública que esto es una situación de blanco o negro, han puesto en el panorama que de llegar a construirse la línea de transmisión de energía sería como escoger entre electricidad o agua, electricidad o fauna y flora o electricidad o producción agrícola.

La realidad es que una actividad no excluye a la otra, por el contrario, la dinamiza. Esto no se trata de electricidad o agua, sino electricidad y agua, y flora, y fauna, y desarrollo agrícola y posibilidad de escuelas y hospitales modernos y funcionamiento de acueductos veredales y alumbrado público. Se trata de desarrollo, el cual no riñe con la sostenibilidad ambiental.

Entendemos que una torre de energía tiene impactos, empezando por la parte estética que a muchos no les gusta, pero para que funcione el celular o el computador desde donde usted está leyendo estas palabras, hasta la sala de urgencias de un hospital se necesita de la energía eléctrica y para que este servicio público llegue a su destino algún ciudadano solidario permitió que una torre de energía pasara por su municipio. El ser humano aún no ha descubierto cómo transportar energía de otra manera.

Por último, quisiera responder a los mitos o falsas afirmaciones que les han hecho a las personas que habitan en los municipios por los cuales se tiene planeado que pase la línea de transmisión de energía: ¿Las torres de transporte de electricidad de alta tensión secan ríos o aguas subterráneas? No. ¿Los cables hacen que las vacas den leche verde o leche radioactiva? No. ¿La radiación esteriliza la tierra? No. ¿El proceso de construcción acaba con la flora y la fauna endémica? No.

FUENTE: https://www.las2orillas.co/proyecto-norte-de-transmision-de-energia-si-respeta-el-medio-ambiente/ 

Calentamiento global podría hacer peor el fenómeno de los incendios

El panorama es naranja y por donde se vea hay fuego, humo y cenizas. Miles de bomberos llevan varios días combatiendo los incendios forestales que han devorado docenas de miles de hectáreas en California (EE. UU.) y Portugal.

Pero lo más grave, según advierten varios expertos, es que este fenómeno podría agravarse con el calentamiento global, la mala gestión de los bosques o la construcción de viviendas cerca de estos espacios verdes.

“El paciente ya estaba enfermo”, dice David Bowman, profesor de la Universidad de Tasmania, en Australia, y especialista de los incendios forestales. “Pero el cambio climático es el catalizador”.

Un clima cálido, seco y ventoso favorece los incendios, por lo que no es una sorpresa que las regiones devastadas por el fuego sean aquellas donde las temperaturas y las sequías están aumentando como resultado del calentamiento global.

“El cambio climático, además de traer aire más seco y caliente, crea ecosistemas más inflamables al aumentar la tasa de evaporación y la frecuencia de las sequías”, explica Christopher Williams de la Universidad Clark en Massachusetts. En Europa, el sur de Francia y Portugal han registrado varios episodios de sequía en los últimos 20 años.

“Estos años de sequía extrema o repetida, más numerosos que en el pasado, crean una gran cantidad de biomasa seca” con árboles y arbustos muertos, dice Michel Vennetier, investigador del Instituto Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología para el Medioambiente y la Agricultura (Irstea).

A esto se suma que se están desarrollando especies mejor adaptadas a condiciones semiáridas. En las áreas mediterráneas, por ejemplo, la naturaleza del sotobosque está cambiando. “Las plantas a las que les gusta la humedad desaparecen y son remplazadas por otras que soportan mejor la sequía”, agrega Vennetier.

El alargamiento de las temporadas secas también influye en los incendios. En las zonas templadas del hemisferio norte, la temporada de incendios se limitaba a los meses de julio y agosto. Pero hoy, al menos en la cuenca mediterránea, estas pueden extenderse de junio a octubre. Y en el caso de California es peor, pues los expertos estiman que los incendios forestales pueden iniciarse en cualquier momento del año.

FUENTE: http://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/calentamiento-global-podria-hacer-peor-el-fenomeno-de-los-incendios-en-el-mundo-254742 

Subscribe to this RSS feed

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo