` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Super User

logo Asociacion ecologica colombiana asoeco

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

A+ A A-

Océanos en la actualidad

El panorama mundial de los océanos es bastante delicado debido al calentamiento global de la tierra, según lo advirtió la NASA (2013), donde señala que se está generando un aumento de temperatura el cual tiene un impacto terrible sobre nuestros océanos. En primer lugar, se está produciendo un calentamiento del agua que está generando un desplazamiento de las especies desde el sur hacia los polos, además se están produciendo alteraciones en los patrones generales de migración. Además de lo anterior, los glaciares del Ártico se están derritiendo, creando el aumento del nivel mar y la desaparición del hábitat natural de ciertas especies como morsas, osos polares, y focas.

Sumado a lo anterior, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre biodiversidad y servicios ecosistémicos concluyeron en su último informe (IPBES) presentado en Paris por los 145 investigadores que participaron en el estudio, que las principales causas de esta tragedia ambiental actual son: los cambios en el uso de la tierra y el mar, la explotación directa de organismos, cambio climático, contaminación y especies exóticas invasoras. Complementario a lo anterior se encontró que, de 300 a 400 millones de toneladas de metales pesados, solventes, lodos tóxicos y otros desechos de instalaciones industriales se descargan anualmente en las aguas del mundo, y los fertilizantes que ingresan a los ecosistemas costeros han producido más de 400 "zonas muertas" en los océanos. Según Robert Watson, presidente de la IPBES, para entender la gravedad del asunto basta conocer algunas cifras aterradoras frente al panorama ambiental como lo son: 40% de las especies de anfibios, 34% de los mamíferos marinos y 33% de los corales que forman arrecifes están en peligro de extinción, adicional a esto se encontró que en 2015, el 33% de las poblaciones de peces marinos se estaban capturando a niveles insostenibles, el 60% se pesca de forma máxima sostenible, y solo el 7% se captura en niveles inferiores a los que se pueden capturar de forma sostenible. Según dijo el Prof. Setteleen el informe. "Esta pérdida es un resultado directo de la actividad humana y constituye una amenaza directa para el bienestar humano en todas las regiones del mundo".

Para responder a la pregunta sobre el efecto causado por el calentamiento global en los océanos, es importante aclarar que, desde las granjas hasta los bosques, tanto las plantas como los manglares y los árboles extraen el dióxido de carbono de la atmósfera y lo mantienen retenido bajo tierra. De tal modo que, cuando se talan y queman los bosques, destruimos los manglares o arrasamos con las praderas, los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático global regresan a la atmósfera y calientan al planeta generando en los océanos 3 aspectos principales: el primero es el incremento del agua en los océanos, como nos cuenta National Geographic en el artículo publicado en el 2017 llamado ¿Por qué aumenta el nivel del mar?, las emisiones causadas por la quema de combustibles fósiles y otras actividades naturales y humanas han generado un aumento en la temperatura de la tierra y en la absorción por parte de los océanos del 80 por ciento de este calor adicional, desencadenando una disminución de los glaciares y los casquetes polares. El segundo aspecto es una consecuencia grave del aumento de los océanos ya que este incremento de agua puede traer terribles consecuencias para las personas que viven en la costa, generando grandes inundaciones en los humedales, contaminación en zonas agrícola y acuíferos. Y el tercer aspecto es un resultado del anterior, debido a que al afectarse las diferentes zonas es inminente un daño en el hábitat de peces, pájaros y plantas.

Contemplando el panorama futuro de la humanidad, se debe tener en cuenta lo publicado por la ONU en los últimos días donde dice: “Un millón de especies de animales y plantas, de los ocho millones conocidas, están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en pocas décadas si no se toman medidas urgentes”. Por lo cual el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU advirtió que cada vez es más urgente limitar el aumento de la temperatura global a un máximo de 1,5 grados centígrados y para cumplir esta meta es necesario disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 45% para el año 2030.

Además de lo manifestado por la ONU, el informe IPBES revelo que alrededor de 1 millón de especies de animales y plantas están ahora en peligro de extinción, muchas en décadas, más que nunca en la historia de la humanidad y que más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. Por lo cual se tiene claro que el cambio climático ya está afectando a la naturaleza desde el nivel de los ecosistemas hasta el de la genética; adicional se espera que los impactos aumenten en las próximas décadas, y en algunos casos superando el impacto del cambio de uso de la tierra y el mar. En la actualidad entre 100 y 300 millones de personas tienen un mayor riesgo de inundaciones y huracanes debido a la pérdida de hábitats costeros y protección y alrededor del 66% del medio ambiente marino han sido alteradas significativamente por las acciones humanas. En promedio, estas tendencias han sido menos severas o evitadas en áreas mantenidas o administradas por Pueblos Indígenas y Comunidades Locales. Todos estos datos negativos y deterioro en los daños ambientales continuarán hasta 2050.

Para revertir todos estos problemas a futuro y de acuerdo con lo manifiesto por Robert Watson, presidente de la IPBES: “La naturaleza está disminuyendo a tasas sin precedentes en la historia de la humanidad y la tasa de extinción de especies se está acelerando, pero no es demasiado tarde para hacer una diferencia. La naturaleza todavía se puede conservar, restaurar y usar de manera sostenible”. Un ejemplo de ello es Keep Britain Tidy, una organización británica, que puso en marcha una campaña benéfica la cual busca concientizar sobre el efecto que cada colilla de cigarro tiene en el ambiente.

 

En nuestro caso Colombia en el 2017 aprobó la Política Nacional de Cambio Climático, el cual tiene como propósito reducir los riesgos para los ecosistemas terrestres y marítimos, además de combatir el cambio climático, con una reducir en un 20% en las emisiones de gases de efecto invernadero, para disminuir el riesgo de inundación de las regiones costeras, este proyecto tiene como fecha limite el año 2030, además en diferentes lugares de Colombia como lo son: Meta, Vichada, Casanare y Arauca, en la Orinoquía, serán territorios beneficiados por el Fondo BioCarbono para la reducción de gases efecto invernadero, generados por agricultura, deforestación y contaminación de residuos en los mares, entre otros. Otro avance en el tema que se está llevando a cabo en nuestro país es la implementación de planes territoriales y sectoriales, además de la delimitación de 36 complejos de páramos, entre otros proyectos.

Por lo que es primordial manifestar que cualquiera que sea nuestro rol como; ciudadanos, empresarios, estudiantes, familia, etc., tenemos un deber trascendental con el medio ambiente, las zonas costeras y los mares. Pensando en esto, queremos invitarlos a generar estrategias para transformar los hábitos hacia y con nuestro entorno marítimo, en rutinas tan sencillas como el buen manejo de los residuos en las playas que generamos día tras día, entendiendo que esas buenas prácticas no solo influyen en el mejoramiento ambiental, en nuestra salud y de los océanos, sino también en el cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible. Sumado a lo anterior nosotros entre nuestras actividades planeamos precisamente ayudar a la formación pedagógica de carácter ambiental, con el propósito de ayudar como soporte para mitigar los efectos adversos del cambio climático. Para ello estamos estableciendo estrategias metodológicas para el cumplimiento de los objetivos del Desarrollo Sostenible, generando retos y oportunidades para garantizar la vida en nuestros océanos.

 

Escrito por: Luis Alejandro Motta Martínez

                   Consejero Ambiental Colombia

Océanos en la actualidad

El panorama mundial de los océanos es bastante delicado debido al calentamiento global de la tierra, según lo advirtió la NASA (2013), donde señala que se está generando un aumento de temperatura el cual tiene un impacto terrible sobre nuestros océanos. En primer lugar, se está produciendo un calentamiento del agua que está generando un desplazamiento de las especies desde el sur hacia los polos, además se están produciendo alteraciones en los patrones generales de migración. Además de lo anterior, los glaciares del Ártico se están derritiendo, creando el aumento del nivel mar y la desaparición del hábitat natural de ciertas especies como morsas, osos polares, y focas.

Sumado a lo anterior, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre biodiversidad y servicios ecosistémicos concluyeron en su último informe (IPBES) presentado en Paris por los 145 investigadores que participaron en el estudio, que las principales causas de esta tragedia ambiental actual son: los cambios en el uso de la tierra y el mar, la explotación directa de organismos, cambio climático, contaminación y especies exóticas invasoras. Complementario a lo anterior se encontró que, de 300 a 400 millones de toneladas de metales pesados, solventes, lodos tóxicos y otros desechos de instalaciones industriales se descargan anualmente en las aguas del mundo, y los fertilizantes que ingresan a los ecosistemas costeros han producido más de 400 "zonas muertas" en los océanos. Según Robert Watson, presidente de la IPBES, para entender la gravedad del asunto basta conocer algunas cifras aterradoras frente al panorama ambiental como lo son: 40% de las especies de anfibios, 34% de los mamíferos marinos y 33% de los corales que forman arrecifes están en peligro de extinción, adicional a esto se encontró que en 2015, el 33% de las poblaciones de peces marinos se estaban capturando a niveles insostenibles, el 60% se pesca de forma máxima sostenible, y solo el 7% se captura en niveles inferiores a los que se pueden capturar de forma sostenible. Según dijo el Prof. Setteleen el informe. "Esta pérdida es un resultado directo de la actividad humana y constituye una amenaza directa para el bienestar humano en todas las regiones del mundo".

Para responder a la pregunta sobre el efecto causado por el calentamiento global en los océanos, es importante aclarar que, desde las granjas hasta los bosques, tanto las plantas como los manglares y los árboles extraen el dióxido de carbono de la atmósfera y lo mantienen retenido bajo tierra. De tal modo que, cuando se talan y queman los bosques, destruimos los manglares o arrasamos con las praderas, los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático global regresan a la atmósfera y calientan al planeta generando en los océanos 3 aspectos principales: el primero es el incremento del agua en los océanos, como nos cuenta National Geographic en el artículo publicado en el 2017 llamado ¿Por qué aumenta el nivel del mar?, las emisiones causadas por la quema de combustibles fósiles y otras actividades naturales y humanas han generado un aumento en la temperatura de la tierra y en la absorción por parte de los océanos del 80 por ciento de este calor adicional, desencadenando una disminución de los glaciares y los casquetes polares. El segundo aspecto es una consecuencia grave del aumento de los océanos ya que este incremento de agua puede traer terribles consecuencias para las personas que viven en la costa, generando grandes inundaciones en los humedales, contaminación en zonas agrícola y acuíferos. Y el tercer aspecto es un resultado del anterior, debido a que al afectarse las diferentes zonas es inminente un daño en el hábitat de peces, pájaros y plantas.

Contemplando el panorama futuro de la humanidad, se debe tener en cuenta lo publicado por la ONU en los últimos días donde dice: “Un millón de especies de animales y plantas, de los ocho millones conocidas, están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en pocas décadas si no se toman medidas urgentes”. Por lo cual el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU advirtió que cada vez es más urgente limitar el aumento de la temperatura global a un máximo de 1,5 grados centígrados y para cumplir esta meta es necesario disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 45% para el año 2030.

Además de lo manifestado por la ONU, el informe IPBES revelo que alrededor de 1 millón de especies de animales y plantas están ahora en peligro de extinción, muchas en décadas, más que nunca en la historia de la humanidad y que más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. Por lo cual se tiene claro que el cambio climático ya está afectando a la naturaleza desde el nivel de los ecosistemas hasta el de la genética; adicional se espera que los impactos aumenten en las próximas décadas, y en algunos casos superando el impacto del cambio de uso de la tierra y el mar. En la actualidad entre 100 y 300 millones de personas tienen un mayor riesgo de inundaciones y huracanes debido a la pérdida de hábitats costeros y protección y alrededor del 66% del medio ambiente marino han sido alteradas significativamente por las acciones humanas. En promedio, estas tendencias han sido menos severas o evitadas en áreas mantenidas o administradas por Pueblos Indígenas y Comunidades Locales. Todos estos datos negativos y deterioro en los daños ambientales continuarán hasta 2050.

Para revertir todos estos problemas a futuro y de acuerdo con lo manifiesto por Robert Watson, presidente de la IPBES: “La naturaleza está disminuyendo a tasas sin precedentes en la historia de la humanidad y la tasa de extinción de especies se está acelerando, pero no es demasiado tarde para hacer una diferencia. La naturaleza todavía se puede conservar, restaurar y usar de manera sostenible”. Un ejemplo de ello es Keep Britain Tidy, una organización británica, que puso en marcha una campaña benéfica la cual busca concientizar sobre el efecto que cada colilla de cigarro tiene en el ambiente.

 

En nuestro caso Colombia en el 2017 aprobó la Política Nacional de Cambio Climático, el cual tiene como propósito reducir los riesgos para los ecosistemas terrestres y marítimos, además de combatir el cambio climático, con una reducir en un 20% en las emisiones de gases de efecto invernadero, para disminuir el riesgo de inundación de las regiones costeras, este proyecto tiene como fecha limite el año 2030, además en diferentes lugares de Colombia como lo son: Meta, Vichada, Casanare y Arauca, en la Orinoquía, serán territorios beneficiados por el Fondo BioCarbono para la reducción de gases efecto invernadero, generados por agricultura, deforestación y contaminación de residuos en los mares, entre otros. Otro avance en el tema que se está llevando a cabo en nuestro país es la implementación de planes territoriales y sectoriales, además de la delimitación de 36 complejos de páramos, entre otros proyectos.

Por lo que es primordial manifestar que cualquiera que sea nuestro rol como; ciudadanos, empresarios, estudiantes, familia, etc., tenemos un deber trascendental con el medio ambiente, las zonas costeras y los mares. Pensando en esto, queremos invitarlos a generar estrategias para transformar los hábitos hacia y con nuestro entorno marítimo, en rutinas tan sencillas como el buen manejo de los residuos en las playas que generamos día tras día, entendiendo que esas buenas prácticas no solo influyen en el mejoramiento ambiental, en nuestra salud y de los océanos, sino también en el cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible. Sumado a lo anterior nosotros entre nuestras actividades planeamos precisamente ayudar a la formación pedagógica de carácter ambiental, con el propósito de ayudar como soporte para mitigar los efectos adversos del cambio climático. Para ello estamos estableciendo estrategias metodológicas para el cumplimiento de los objetivos del Desarrollo Sostenible, generando retos y oportunidades para garantizar la vida en nuestros océanos.

 

Escrito por: Luis Alejandro Motta Martínez

                   Consejero Ambiental

                   Colombia

Hallada una nueva especie de anfibio en Ecuador

Una nueva especie de anfibio de cabeza prominente, no descrita con anterioridad, ha sido descubierta en el sur de Ecuador, en una investigación desarrollada por un equipo interdisciplinar del que forman parte varias instituciones del país.

Se trata de una rana que ha sido bautizada como Lynchius megacephalus, voz latina que significa cabeza grande, y que ha sido localizada en la cordillera andina del sur de Ecuador, en páramos del Parque Nacional Yacuri, próximo a la frontera con Perú.

El autor principal del estudio, Juan Carlos Sánchez, investigador de la Universidad de la provincia de Azuay (sur de Ecuador), explicó a EFE que la zona donde se localizó al ejemplar "se ha muestreado por un buen tiempo".

"Como el animal tiene una morfología muy peculiar, con una cabeza desproporcionada y la forma del cuerpo de una rana adaptada al medio terrestre, sumado a su aspecto inusual, nos dio la pista de algo excepcional", dijo el joven investigador.

En el estudio, que forma parte de un proyecto de investigación que comenzó con una tesis de grado y posteriormente la descripción de otras nuevas especies, han participado también científicos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador de Quito y del Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO), así como de las universidades de Florida Central y la Nacional de Colombia.

El anfibio, del que solo se ha localizado un único ejemplar, se caracteriza por tener un cráneo de grandes dimensiones y fuertemente osificado, un fenómeno que los investigadores denominan exostosis craneal espiculada, o lo que es lo mismo, crestas craneales.

En las fotos incluidas en el estudio se aprecia que la rana, que habita los bosques montañosos del sur del país, es de color marrón oscuro con algunos ribetes negros y la cabeza tiene un gran volumen en relación al cuerpo.

Ya se pueden hacer sobrevuelos en Chiribiquete, conozca los operadores autorizados

Desde hace unos meses, Parques Nacionales, la Aeronáutica Civil y el Instituto Colombiano de Antropología e historia (ICANH), comenzaron a trabajar en la reglamentación para autorizar los sobrevuelos turísticos sobre el Parque Nacional Natural Chibiriquete. Con la aprobación de este servicio, se convierte en el primer parque nacional con ecoturismo aéreo en el país. 

Tras la reunión realizada el pasado 11 de marzo, Parques Nacionales confirmó la lista de los prestadores oficiales de este servicio. Sin embargo, aún están por definirse el tipo de aeronaves que se usarán, los tiempos de sobrevuelo y horarios, y las temporadas. La entidad explicó que evaluarán estos puntos de modo que los sobrevuelos no impacten ni a la biodiversidad única del Chiribiquete ni los pueblos indígenas en aislamiento voluntario. 

Con la ayuda de la Aeronáutica Civil y el ICANH, se planteó un único corredor para el sobrevuelo de la aeronave con el objeto de permitir, en los tiempos establecidos, el avistamiento de escenarios naturales de alto valor paisajístico. Por seguridad de la población aislada que vive en el parque, no se revelan las coordenadas de su ubicación. 

En julio de 2017 la Aerocivil, por medio de una carta, aclaró que las aeronaves de un motor podrán sobrevolar por debajo de los 8.500 pies de altura sobre un polígono específico y solo con un permiso otorgado por Parques Nacionales.

La entidad, por medio de un comunicado, explicó que las personas que estén interesadas en esta actividad la podrán realizar a partir de junio y solo en los meses que esté autorizada. Para realizarlo podrán consultar la lista de los operadores autorizados: 

El año pasado, el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete fue ampliado hacia los municipios de Cartagena del Chairá, San Vicente del Caguán y Solano (Caquetá), y Calamar (Guaviare). Ahora cuenta con un área de 4.268.095 hectáreas, convirtiéndose en el parque nacional más grande de Colombia y de Latinoamérica. Aunque incluidos dentro de los sitios considerados patrimonio mundial de la humanidad, desde 2013, está prohibido el ingreso. 

 

FUENTE:  https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/ya-se-pueden-hacer-sobrevuelos-en-chiribiquete-conozca-los-operadores-autorizados-articulo-845603 

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C