` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Noticias Eventos Medio Ambiente y Ecología

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

Objetivos del milenio

A+ A A-

Cóndores andinos reaparecen en los páramos de Santa Isabel

La curiosidad por conocer la nieve, llevó a Juan Camilo Espinosa Yazo, Jorge Alfredo Ávila Yazo, Anggi Casas y Santiago Casas, a explorar la zona de páramo en Santa Isabel, entre los departamentos de Risaralda, Caldas y Tolima. Lo que nunca imaginaron los menores es que esta iba a ser una aventura

“inolvidable”, que los convirtió en protagonistas de una historia ambiental.
Johana Cristina Ovalle Ávila, directora de la Fundación Voces de Equidad, narró que la semana anterior los cuatro adolescentes, tomaron la iniciativa de buscar un guía y llevar consigo un equipo mínimo de fotografía, pues la idea era congelar en el tiempo cada momento de esta travesía.
A lomo de mula Juan Camilo, Jorge Alfredo, Anggi y Santiago, emprendieron un recorrido por un camino empedrado y a medida que avanzaban fueron encontrando la belleza natural que custodia el páramo de Santa Isabel. Cada paraje natural iba quedando guardado en el recuerdo de los adolescentes y en el disparo de un cámara.

Y en medio de esa travesía, “tuvieron la gran suerte de encontrarse con una pareja de cóndores en un sector del páramo.
“Los cóndores al percibir la presencia de los niños no se asustaron o alertaron, se quedaron ahí posando con ellos”, contó Ovalle.
Y es que la suerte de estos jóvenes exploradores, les permitió captar muy de cerca la belleza de esta ave considerada como un símbolo nacional de Colombia.

“Todo fue de una manera muy casual, porque inclusive nosotros hemos tratado con expertos y la gente de Cortolima (pero no ha sido posible). Es una suerte total, porque por lo general los cóndores le huyen al ser humano.
“Y para poder captarlos es muy difícil, a nivel latinoamericano son pocos los sitios y países en los cuales se pude dar el avistamiento, así de una manera tan directa”.

En el lugar había dos machos y una hembra, especies que sin temor alguno posaron ante el lente de los menores desplegando sus alas para dejarles ver su majestuosidad.
La importancia de este encuentro es que el cóndor de Los Andes está actualmente declarado en peligro de extinción en Colombia y a nivel mundial es una especie considerada casi amenazada, tanto así que se calcula que la población de estas aves en el país no supera los 150 individuos.

“Infortunadamente está en riesgo porque empolla un huevo una vez al año, además de esto, son animales monógamos, quiere decir que tienen una sola pareja en toda su vida, en este sentido se vuelve más difícil la reproducción de esta especie y por otro lado está la invasión que se da por parte del ser humano a los páramos”.
Las maravillas del páramo

Juan Camilo y Anggi, dos de los exploradores contaron que inicialmente pensaban que era una águila que sobrevolaba la zona, pero a medida que se iba acercando precisaron que era un cóndor y a pesar que en el primer contacto fue esquivo, finalmente, “tuvimos la oportunidad de fotografiarlo muy cerca y tomarnos selfies con esta majestuosa ave. Era gigante”, contó el joven. Mientras que Anggi expresó que las maravillas de su municipio “son geniales” por lo que hace la invitación a los turistas a que las conozcan. Agregó, que solo espera que se le dé la protección adecuada e esta hermosa especie.
Protección a un símbolo nacional
La directora de Voces de Equidad contó que actualmente existe un programa de vigías de los páramos, razón por la cual espera que este modelo se empiece a implementar en Santa Isabel.
Mientras sucede, la Fundación buscará el apoyo para continuar incentivando el ecoturismo social y ambientalmente responsable. Una de las propuestas en las que se trabajaría iría enfocada al avistamiento de cóndores.
“Esto lo vamos a trabajar de la mano con los entes de control y vigilancia ambiental, con el fin de garantizar un bienestar al ecosistema y evitar que el turista venga a perpetrar de manera irresponsable estos hábitat”.
Además de ello, la entidad busca a través del turismo, equidad de género e inclusión social, es decir, la participación activa de niños, mujeres y comunidad Lgbti.
Belkin Chico, quien vive en Cartagena y también hacer parte de la Fundación explicó que se está trabajando en una propuesta ecoturística que permita al visitante deleitarse con la riqueza natural de la zona, teniendo como prioridad el cuidado al medio ambiente, “pasa mucho en nuestras playas y otros destinos que lastimosamente ha intervenido el humano y los han dañado”.
Agregó que Santa Isabel tiene bastante potencial, por lo que se debe saber aprovechar adecuadamente y ojalá contar con el apoyo de las autoridades municipales y departamentales.

 

FUENTE:  http://www.elcolombiano.com/medio-ambiente/condores-andinos-reaparecen-en-los-paramos-de-santa-isabel-IF9025587 

  • Published in Fauna

Ecopetrol presentó informe sobre causas de derrame del pozo Lisama 158

La estatal petrolera Ecopetrol entregó a las autoridades el reporte técnico sobre los factores críticos que se presentaron y ocasionaron el afloramiento de crudo en un predio ubicado a 230 metros del pozo Lisama 158, que se registró el 2 de marzo pasado en el corregimiento de La Fortuna, zona limítrofe entre los municipios de Barrancabermeja y San Vicente de Chucurí, en Santander.
De acuerdo con la compañía, después de analizar los antecedentes del Campo Lisama y la cronología del incidente, el informe concluyó que se presentaron cuatro factores críticos para ocasionar el afloramiento.

“Si alguno de ellos no se hubiera presentado, no hubiera ocurrido el evento, lo que permite calificarlo como atípico, imprevisible, de múltiples causas, extraordinario y con probabilidades casi inexistentes de repetirse en el futuro”, se señala en un comunicado la estatal.

Como primer factor relacionado en el reporte se señala fallas presentadas en medio de una intervención que se efectuó en el pozo en noviembre de 2017 por parte de una empresa contratista, la cual fue demandada en el Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca.

“Al ser intervenido el pozo (que se encontraba suspendido para definir su eventual reactivación o abandono definitivo), se produjo la caída de una sección de tubería de trabajo al fondo del mismo, que originó la ruptura del 'blanking plug', un tapón o barrera que impide que los fluidos del yacimiento lleguen a la cabeza del pozo. Las actividades en las que se produjo la caída del material fueron realizadas por un contratista", explicó Ecopetrol.

La ruptura del 'blanking plug' produjo un influjo imprevisto, que requirió para su control la inyección de fluidos a presión, medida que pudo generar la pérdida de integridad mecánica en el revestimiento de producción afectado por la corrosión.

"Esta situación se evidenció en un orificio de 6 pulgadas de diámetro, a una profundidad de 961 pies, identificada con los registros y análisis realizados con posterioridad al evento", indica el reporte.

Como tercer factor de incidencia se determinó la presencia de un sistema natural de fallas geológicas en esa zona, denominado La Salina, que sumado a los otros factores permitió que los fluidos del pozo migraran por dichas fallas y afloraran en superficie.

Finalmente, el tiempo de exposición de las formaciones superiores a la sobre-presión del yacimiento fue el cuarto factor de incidencia.

La entrega del informe por parte de Ecopetrol se produjo cuatro meses después la emergencia ambiental y social que desató el afloramiento de crudo sin control entre el 2 y el 30 de marzo, contaminando fuentes hídricas de la zona como las quebradas La Lizama y Caño Muerto.

Una misión de expertos internacionales de la ONU, convocada por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, consideró que se trató de un evento con un impacto ambiental “medio o medio-bajo” y que el plan de atención implementado por la empresa fue adecuado y completo.

La valoración del organismo internacional no cayó bien entre las comunidades de la zona afectada que consideraron que el evento fue mininizado.

 

FUENTE:  http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/ecopetrol-presento-informe-sobre-causas-de-derrame-del-pozo-lisama-158-245580 

Anorí, epicentro de expedición sobre biodiversidad

Desde este martes 17 de julio, el municipio de Anorí, en el Nordeste antioqueño, será epicentro de una expedición sin precedentes que busca descubrir las principales riquezas de flora y fauna de su territorio, cuya exploración ha sido escasa debido a los problemas de orden público que han agobiado la zona por culpa del conflicto armado.

Se trata de la Bioexpedición, una estrategia que hace parte del proceso de reinserción de los guerrilleros de las Farc a la vida civil luego de la firma de los acuerdos de paz con el presidente, Juan Manuel Santos.
Se trata de descubrir la riqueza natural de un territorio que estuvo inexplorado por actores institucionales y personal científico como consecuencia del conflicto armado en Colombia.

Anorí, por Antioquia, fue el destino escogido por el trabajo conjunto entre Colciencias, la Mesa de Reincorporación de Antioquia, las universidades de Antioquia y Eafit; EPM, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Misión de Verificación de la ONU, Corantiquia e ISA Intercolombia, para adelantar la décimo octava expedición científica, dentro del programa Colombia Bio.
Según el proyecto, el municipio de Anorí posee 52.000 hectáreas de bosque húmedo tropical continuo, con presencia de especies que, incluso, pueden ser desconocidas para la ciencia.

“Otro valor agregado de la Bioexpedición es el compromiso de excombatientes de Farc con la reincorporación y la posibilidad de inventariar la diversidad de anfibios, aves, mamíferos, reptiles, orquídeas y mariposas en el área de estudio a través del trabajo de campo, así como de identificar nuevas especies”, señala Colombia Bio.

En la Bioexpedición participarán 22 investigadores de las universidades Eafit, Antioquia y CES; tres integrantes de Naciones Unidas, cinco líderes comunitarios y cinco profesionales de Colciencias, quienes grabarán un documental para televisión. En el grupo también tomarán parte 10 excombatientes de Farc, quienes participarán como auxiliares de investigación y guías.

El punto de partida de la Bioexpedición será la vereda La Tirana y se establecerá un campamento con un radio de acción hasta el río Anorí, la quebrada Hiracales y el río Nechí.

La Fuerza de Tarea Norte del Ejército Nacional y las autoridades locales establecerán un Puesto de Mando Unificado (PMU) para monitorear diariamente la seguridad y salud de los bioexpedicionarios. Así mismo, se pondrán puestos de control en lugares estratégicos.
La Bioexpedición irá hasta el martes 31 de julio de este año.
Esta iniciativa se constituye en un proceso clave para el diseño de estrategias de reincorporación y desarrollo rural entorno a la biodiversidad.

FUENTE:http://www.elcolombiano.com/antioquia/exploraran-la-biodiversidad-de-anori-EB9012789 

Dudas sin resolver tras la prohibición del mercurio

Las últimas dos décadas fueron difíciles para los ríos colombianos. La intensa explotación de materias primas que vivió el país desde los primeros años del siglo XXI tuvo consecuencias catastróficas para varios afluentes. Muchas toneladas de mercurio fueron vertidas al agua a medida que el precio del oro, una de las actividades en las que se suele usar el metal, crecía a un ritmo vertiginoso. En cifras del Ideam, alrededor de 200 toneladas cayeron a los ríos y a los suelos en un solo año (2014). Muchas personas resultaron perjudicadas. Sus ecosistemas se transformaron y su salud se quebrantó.

El camino para resolver esa situación no ha sido fácil, pero ayer el Gobierno anunció un paso clave: desde este 16 de julio, advirtió, entró en vigencia la prohibición del mercurio en la minería de Colombia. Como se lo había planteado hace cinco años (en la Ley 1658 de 2013), en 2018 los mineros con títulos legales y autorización ambiental tenían que abandonar el uso del metal.

En cifras de esa cartera, eso quiere decir que se dejarán de importar 95 toneladas de esa sustancia que entraban de manera legal al país y que, posiblemente, desembocaban en el uso de minería de oro. Tras extraer el material de la tierra, los mineros solían formar una amalgama con el mercurio que luego evaporaban con ayuda del fuego. Eso les permitía extraer el metal precioso con mucha más facilidad.

Los perjuicios de ese mecanismo se han repetido en varias ocasiones. Al evaporarse o al caer a los ríos, el mercurio termina llegando a los humanos. Lo más frecuente es que en el fondo del río se transforme en metilmercurio y sea transferido de especie en especie en una larga cadena alimenticia, en cuya cima están los humanos. Cuando eso sucede, como lo reitera la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo más posible es que perjudique los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, los pulmones y los riñones. El mercurio también puede generar trastornos neurológicos y de comportamiento, temblores, pérdida de memoria, problemas neuromusculares y disfunciones cognitivas.

Con el paso que se dio ayer se logra un importante avance para evitar que eso siga sucediendo, pero quedan dos retos. El primero es prohibir por completo la utilización del mercurio en otros procesos productivos e industriales. Baterías, bombillas, algunos equipos electrónicos como monitores LCD y diversos elementos de odontología y medicina siguen empleándolo. La idea es que en 2023 deje de usarse el metal en esos procedimientos.

El segundo desafío es mucho más complejo: reducir y combatir el comercio de mercurio que se está empleando en la minería de oro informal, ilegal y criminal. Como cuenta un habitante de Río Quito, Chocó, uno de los municipios más afectados por la minería de oro criminal, “pese a la prohibición que ha hecho el Gobierno y pese a las normas y los comunicados de prensa, las dragas continúan usando mercurio para extraer oro de su río”. Estas máquinas, tan grandes como un edificio de dos o tres pisos, utilizan entre 10 y 12 libras de mercurio cada 20 horas. “Acá siguen haciendo minería como siempre lo han hecho. En el centro dicen una cosa, pero acá la realidad es otra”, advierte.

Mauricio Cabrera, coordinador de política en temas mineros en el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), concuerda con esa versión. A sus ojos el gran reto es frenar la comercialización de mercurio que continúa haciéndose pese a que las importaciones, de acuerdo con el Minambiente, se han reducido de 95 a 5 toneladas.

Cabrera lo explica con una anécdota: “Hace poco estuve en Remedios (Antioquia) y lo que ha sucedido es que el mercurio proveniente del mercado negro se ha encarecido. Antes un kilo costaba $150 mil y en este momento estaba bordeando los $800 mil”.

Es difícil saber de dónde proviene ese material, pero algunas pistas sugieren, según Cabrera, que puede estar entrando por Perú o Ecuador. Y la gran dificultad es que, como lo han dicho en repetidas ocasiones diferentes autoridades colombianas, más del 80 % de la minería aurífera que se explota en el país la hacen actores que no tienen un título legal.

¿Cómo resolver esta complejidad? ¿De qué manera frenar el uso de mercurio en comunidades como la de Río Quito, donde la minería ha estado atada a grupos al margen de la ley? Son preguntas que aún están sin responder.

FUENTE: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/dudas-sin-resolver-tras-la-prohibicion-del-mercurio-articulo-800570 

Impuestos al carbono no afectan la economía

Hay quienes todavía esgrimen el argumento del crecimiento económico para defender la explotación y el uso de combustibles fósiles. Debate tras debate, los sectores más conservadores se hacen los de oídos sordos y frenan iniciativas que podrían ayudar a cumplir con las metas de reducción de emisiones de CO2. En Estados Unidos, por ejemplo, los legisladores republicanos se han opuesto a la creación de un impuesto al carbono, argumentando que hacerlo lastimaría la economía de ese país.

Estas medidas fiscales han sido una de las estrategias más controversiales, pero al mismo tiempo defendidas, para incentivar el uso de energías limpias en los países. En Colombia, por ejemplo, el Ministerio de Ambiente logró aprobar un impuesto de $15.000 colombianos por cada tonelada de CO2 generada por la quema de los combustibles, según los factores de emisión de CO2 de cada tipo.

Ahora, una serie de estudios publicados en el Climate Change Economics demuestran que contrario a los estadounidenses, los legisladores colombianos tienen la razón al haber aprobado la medida. De acuerdo con la investigación, este tipo de impuestos no tienen un efecto negativo sobre las finanzas públicas ni el crecimiento de los países si se aplica de la manera correcta.

La investigación fue realizada por 11 grupos de científicos del proyecto Stanford Energy Modeling Forum (EMF), quienes analizaron cuatro modelos posibles para implementar este tipo de impuestos en Estados Unidos.

Los hallazgos de los 11 grupos fueron consistentes: incluso el impuesto más exigente (US$25 por tonelada de CO2, con un aumento del 5 % anual) disminuyó el PIB de ese país en apenas un 0,1 %.

“Encontramos robusta evidencia científica de que este tipo de impuestos que inclusive el impuesto al carbono más exigente significa un crecimiento económico positivo”, señala uno de los reportes.

Eso sin considerar los beneficios económicos de frenar el calentamiento global. Apenas en mayo de este año, un estudio de la Universidad de Stanford comprobó que la riqueza global puede reducirse en más de un 10 % durante este siglo si se incumplen los objetivos acordados por 195 países en el Acuerdo de París para controlar el aumento de las temperaturas. En cambio, cumplir con esas metas beneficiaría al 90 % de la población y podría significar más de US$30 billones adicionales al PIB mundial.

De acuerdo con las investigaciones del EMF de Stanford, implementar estos impuestos podría significar una reducción de emisión de gases de efecto invernadero y una disminución de la polución de entre el 30 y el 50 % para 2040, dependiendo de cuánto aumente cada año. Así, la conclusión de los investigadores es que el éxito en este tipo de medidas no es tanto el valor inicial del impuesto, sino que se incremente rápidamente en el tiempo.

FUENTE: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/impuestos-al-carbono-no-afectan-la-economia-articulo-800539 

Prohíben el mercurio en la minería de oro en Colombia

A partir de este lunes entra en vigencia la prohibición del uso de mercurio en la minería en Colombia, de acuerdo a lo establecido en la Ley 1658 de 2013, con la cual el Gobierno Nacional asumió el reto de hacer la transición a la eliminación de este elemento en la minería de oro en 5 años, es decir, entre 2013 y 2018.

Durante este período el Ministerio de Minas y Energía, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de las autoridades ambientales regionales, se supone que han fortalecido al sector minero con transferencia tecnológica que incluye otras alternativas limpias sin mercurio.
“Desde hoy los mineros con título minero y autorización ambiental deberán continuar sus actividades sin el uso de mercurio. Con esta medida se reducen las emisiones y liberaciones en el medioambiente, que son altamente contaminantes”, indicó el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo.

Con esta medida, la contaminación con mercurio de la minería formal aurífera se reduce al dejar de usarse aproximadamente 95 toneladas de la sustancia que se importaban legalmente al país y que podrían ser usadas por la minería.

“Esto contribuirá a disminuir el mercurio en el aire, agua, suelo, flora y fauna, mejorando la calidad ambiental y disminuyendo la exposición a los riesgos que tiene para la salud de mineros y la población en general”, sostuvo Murillo.

Debido a su alta toxicidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó este metal en la lista de los diez productos o grupos de productos químicos que plantean especiales problemas de salud pública. Una vez que el mercurio ingresa al ambiente como contaminante, es sumamente dañino, dada su persistencia, movilidad (en la atmósfera puede transportarse a largas distancias), capacidad para formar compuestos orgánicos, bioacumulación (se acumula en los seres vivos). A nivel de salud humana puede afectar en particular los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, y los pulmones, los riñones, la piel y los ojos.

Esta decisión del Gobierno de Colombia es una de las pocas que se han tomado a nivel internacional, entre los más de 70 países en vía de desarrollo que tienen este tipo actividad con mercurio; incluso, “con esta medida el país supera las exigencias internacionales del Convenio de Minamata sobre Mercurio, que no estableció una fecha de erradicación del uso de este elemento en la minería a nivel mundial”, explicó el jefe de la cartera verde.

A estas medidas se le suman las oportunidades que le traerá a Colombia la ratificación del Convenio de Minamata, con lo cual se complementarán acciones que contribuirán a reducir, controlar y eliminar el uso de mercurio, sumar esfuerzos con apoyo financiero y técnico internacional y a fortalecer el trabajo interinstitucional, en particular entre los Ministerios de Minas, Ambiente y Salud.

FUENTE:  http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/entra-en-vigencia-la-prohibicion-del-mercurio-en-la-mineria-de-oro-en-colombia-244158 

Más de doscientos muertos en Japón por las fuertes lluvias

Más de doscientas personas han muerto y decenas están desaparecidas a causa de las lluvias torrenciales récord que se han registrado en prácticamente la mitad del archipiélago nipón desde el 6 de julio, según los últimos datos ofrecidos por el gobierno japonés.

Las zonas más afectadas son las de Ehime, Okayama y Hiroshima -oeste del país-, donde cuadruplicaron en 11 días el volumen total de lluvia de todo julio, provocaron inundaciones y corrimientos de tierra, arrasando miles de viviendas y dejando varias poblaciones aisladas.

Miles de personas han sido evacuadas de las zonas afectadas, unas 160 viviendas han quedado destruidas y otras 700 sufrieron daños significativos a raíz de las inundaciones y corrimientos de tierra desencadenados por las lluvias.

La cifra de desaparecidos asciende a 28 personas y otras 99 a las que aún no se ha podido localizar, aunque por el momento no se incluyen en el grupo de desaparecidos, según dijo señaló el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, que elevó el número de fallecidos hasta 204.

De ellos, más del 70 % tenían 60 o más años, según recogieron los medios locales.

Tras las lluvias, el calor amenaza

Los equipos de búsqueda, en los que participa unos 73.000 efectivos de las Fuerzas de Autodefensa (ejército), la policía y los bomberos participan se coordinan con un total de 18.000 voluntarios, que ayudan en las tareas de limpieza y reconstrucción de la zona.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) pronostica que los termómetros superarán los 30 grados Celsius durante los próximos días en muchas de las zonas damnificadas, lo que ha aumentado la preocupación ante posibles golpes de calor y la propagación de enfermedades infecciosas entre los desplazados y rescatistas.

El desastre natural es el más mortífero causado por un fenómeno meteorológico en el país asiático en 36 años.

Los trabajos de búsqueda se ven dificultados por el mal estado del terreno debido a los numerosos derrumbamientos y aludes de barro, unido a las zonas que siguen anegadas y que dificultan el acceso por carretera a muchas de las localidades afectadas y complica tanto las labores de búsqueda de desaparecidos como las tareas de asistencia a los evacuados.

Las empresas, también afectadas

El fenómeno meteorológico ha afectado a las grandes empresas niponas que cuentan con plantas de producción en las zonas más afectadas, y que se han visto obligadas a detener su producción.

Entre ellas están los fabricantes de vehículos Mitsubishi Motors y Mazda Motor o el conglomerado tecnológico Panasonic, que decidieron mantener cerradas sus plantas en el sudoeste del país debido a las inundaciones registradas en dichas instalaciones o en los domicilios de muchos de sus trabajadores.

 

FUENTE: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/mas-de-doscientos-muertos-en-japon-por-las-fuertes-lluvias-articulo-800418 

Tres municipios de Boyacá con potencial para generar energía eólica

Los parques eólicos tendrían capacidad de generar aproximadamente 52,5 megavatios, de las cuales dos proyectos en Samacá proporcionarían 20 megavatios cada uno, explica Renata Catalina Siabato Benavides, estudiante de Maestría en Ingeniería – Sistemas Energéticos de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín.

El estudio partió del registro de velocidad y dirección del viento en Boyacá, tomados en 26 estaciones meteorológicas con datos desde 1969 a 2015. De ellas, 23 son del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) y las tres restantes de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

Aunque la mayoría proporcionó registros horarios, en nueve de las estaciones analizadas se tomaron datos cada 10 minutos durante un promedio de 10 años.

Con la información se realizó un análisis estadístico y se definió el comportamiento del viento a partir de diagramas de la dirección predominante que, en general, es el este; así mismo, se estableció que las velocidades aprovechables son mayores a cinco metros por segundo, que se dan entre las 9:00 a.m. y las 5:00 p.m. durante los meses de febrero, julio y agosto.

La investigación planteó cuatro proyectos de generación de energía constituidos en parques eólicos, dos de los cuales se podrían desarrollar en el municipio de Samacá, otro en Duitama y uno más en Aquitania.

En el análisis de viabilidad, se identificó que los dos parques de Samacá, con ocho aerogeneradores, podrían implementarse en el corto plazo; el de Duitama, con tres, y el de Aquitania, con dos, tardarían más tiempo.

El de Duitama, en particular, sería factible solo hasta cuando disminuyan los precios de los aerogeneradores en aproximadamente un 50 %.

Respecto al parque eólico de Aquitania el caso es similar, pues según la investigadora, este sería posible “hasta cuando se reduzcan los precios de los aerogeneradores y aumente el precio de venta de la energía”.

Especificaciones técnicas

Según la estudiante de Maestría en Ingeniería – Sistemas Energéticos, una de las recomendaciones respecto al diseño y ejecución de los parques eólicos -teniendo en cuenta lineamientos internacionales- es que “las distancias entre aerogeneradores deben oscilar entre tres y cinco veces lo que mida el diámetro de sus rotores, constituidos por la longitud de sus palas y su eje”.

Debido a que hay un punto de mayor velocidad del viento entre la distribución de los proyectos, los aerogeneradores a emplearse serían de diferentes características, dado que su altura debe resistirlas.

En cuanto al aspecto financiero, la investigadora Siabato Benavides realizó una proyección que contempla cálculos de inversión y costos de operación y mantenimiento, los cuales varían para cada proyecto.

En Colombia, los estudios sobre vientos se han enfocado en el departamento de La Guajira. Sin embargo, para la autora del estudio es importante fijarse también en departamentos del interior del país, “donde hay una mejor infraestructura de transmisión de energía eléctrica, pero donde también hay potencial de generación de energía eólica”.

Diversificación energética

La principal opción de generación de energía eléctrica en el país es la hidráulica, por lo que depende, en gran medida, de la lluvia. La generación de energía eólica sería una alternativa ante casos de vulnerabilidad del sistema por sequía, como ocurrió en 2015, o por apagones como el de 1992, manifiesta la investigadora.

Además, destaca que es una opción para que Colombia propenda, como lo está haciendo el resto del mundo, por enmarcar su política ambiental para el desarrollo humano – sostenible en lo que tiene que ver con cambio climático y conservación de recursos naturales, involucrando al Estado, la empresa privada, las comunidades y organizaciones no gubernamentales.

El avance más reciente que hay en el país respecto a energía eólica es un Atlas de viento y energía del Ideam y la Unidad de Planeación Minero Energética, que utiliza la información solo de seis estaciones para el caso de Boyacá, por lo que la investigación aporta nuevos datos y escenarios de estudio.

 

FUENTE: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/tres-municipios-de-boyaca-con-potencial-para-generar-energia-eolica-articulo-800469 

Subscribe to this RSS feed

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo