` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - El plástico y otros desechos ahogan el océano

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

Objetivos del milenio

A+ A A-
Viernes, 09 Noviembre 2018 00:00

El plástico y otros desechos ahogan el océano

Rate this item
(0 votes)
El plástico y otros desechos ahogan el océano El plástico y otros desechos ahogan el océano

El escabroso caso reportado por científicos de Nuquí sobre la ballena jorobada que perdió su cola a causa del enmallamiento en una red de pesca en agosto, es solo uno de los ejemplos de lo que está haciendo la contaminación en ese hábitat. El hecho ocurrió en las aguas del corregimiento Arusí del municipio chocoano.

Algunas de las especies marinas son dañadas de manera visible, estranguladas por redes de pesca o por los anillos de plástico de un six-pack de cervezas; otras son afectadas de manera invisible, dice Maria José Ospina Restrepo, directora de la Agenda del Mar, empresa dedicada a producir contenido sobre el océano.

Las redes fantasma y lo que queda de pesca industrial y artesanal son gran parte de los desechos que componen las cinco famosas islas flotantes de plástico que hay en el Pacífico y los demás océanos”, agrega.

La basura está llegando hasta islas desiertas. Recientemente la revista National Geographic condujo una investigación que rastreó cómo es que un pedazo de basura arribó a Henderson, una isla remota deshabitada en medio del Océano Pacífico Sur, a 4.000 kilómetros de los principales centros de población.

La idea produce un olor fétido. Por cada metro cuadrado que camine en la isla, cita la revista, en promedio encontrará 672 piezas de basura. Aunque es la mitad del tamaño de Antioquia, más de 19 toneladas de basura ensucian sus playas de arena blanca.

La obsesión por el plástico
Cuando la humanidad aprendió a convertir una sustancia pegajosa y marrón en plástico, le pasó como a Midas con el oro: casi todo se convirtió en ello. Barato, antiséptico y conveniente, fue inventado hace 100 años. Solo que experiencias como la de Nuquí o monitoreos constantes sobre la salud del océano prueban que esta maravillosa tecnología se salió de las manos. El plástico saturó el ambiente y ha invadido incluso a los animales que comen los humanos, lo que hace que entre a su cuerpo.

Recientemente investigadores de la Universidad Médica de Viena y la Agencia de Medio Ambiente de Austria revelaron en la 26ª Semana de la Unidad Europea de Gastroenterología (UEG) los resultados del primer estudio de este tipo que encontró microplásticos en heces humanas de varios puntos geográficos del planeta. Esto indicaría que pasó del océano a su plato de comida.

8 millones de toneladas
Hoy, casi todo está, al menos en parte, hecho de plástico: la ropa, teléfonos, computadores, muebles, accesorios, casas y carros. No es exagerado decir que la vida moderna sería imposible sin el plástico, según dijo en el foro Reddit Hannah Ritchie, del proyecto Nuestro mundo, en datos de la Universidad de Oxford y Heidi Savelli-Soderberg, de Ambiente ONU.

Ellos cuentan que el plástico está hecho de polímeros o largas cadenas repetitivas de grupos moleculares. En la naturaleza, los polímeros existen en todas partes: las paredes de las células, seda, cabello, caparazones de insectos, ADN. También es posible crearlos, al descomponer el petróleo crudo en sus componentes y reorganizarlos, se pueden formar nuevos polímeros sintéticos, que tienen características excepcionales.

Son ligeros, duraderos y pueden ser moldeados en casi cualquier forma, sin requerir mucho tiempo manual, lo cual permite producirlos en masa y su materia prima está disponible en grandes cantidades y de forma increíblemente barata.

Unos ejemplos: el PVC se usó para plomerías, engranajes eléctricos y carcasas. La baquelita (resina sintética para fabricar barnices y lacas), para partes mecánicas. El acrílico es una alternativa resistente a la rotura para el vidrio y el nylon para las medias y los equipos de guerra.

Los pitillos, un símbolo

De las ocho millones de toneladas de plástico que nadan en los océanos, el último sumidero de la Tierra, los pitillos representan el 0,025 %. Aunque parece poco, se han convertido en el principal foco de campañas ambientales porque es un elemento que tiene un único uso y del que se puede prescindir fácilmente. Eliminar su utilización raramente requiere un cambio drástico de comportamiento. Entonces, ¿cómo se volvieron tan ubicuos? (Ver Anécdota)

Solo en Estados Unidos se produjeron 500 millones de pitillos al día en 2015 y ese mismo año The Nature Conservacy, una ONG dedicada a limpiar los océanos, recogió un total de 439.000 unidades en las playas del mundo. El éxito de estas iniciativas en 2016 fue tal que el principal productor de estos tubos de plástico en Colombia, Promociones Fantásticas, registró una caída del 60 % en sus ventas en tan solo cuatro meses, según reportó Portafolio en 2017.

Las empresas están respondiendo a las protestas públicas que han exigido acciones contra un producto que, por un lado, parece simple, pero está dañando los océanos del mundo, según advierten los expertos.

Recientemente McDonald´s anunció que no ofrecerá pitillos en sus restaurantes en Latinoamérica, a menos de que se los pidan. Starbucks planea eliminarlos para 2020 y Alaska Airlines ya lo hizo. Es una de las primeras aerolíneas en erradicar las pajitas y agitadores de plástico. Esto último debido, en parte, a Shelby O’neil, una niña scout a la que le preocupa el ambiente y les hizo una carta para que consideraran eliminar o cambiar a biodegradables los 22 millones de pitillos que usaban al año, según lo reseña el blog de la misma compañía.

El plástico tiene compañía
La conexión entre los océanos y la ciudad es directa, no solo porque los residuos que se producen en los centros urbanos van a parar a ellos (y a los rellenos sanitarios), sino porque estos ecosistemas son fuente de alimentación para la población que vive lejos de las costas.

El plástico los amenaza, y además hay otros contaminantes. De acuerdo con una campaña del Proyecto de contaminación a tope de cigarrillos de Estados Unidos, se busca prohibir los filtros de cigarrillos, que están hechos de acetato de celulosa, un tipo de plástico que puede tardar más de una década en descomponerse, pues de los 5.6 billones de cigarrillos que se fabrican con estos filtros cada año, hasta dos tercios se descargan de manera irresponsable.

Ospina, quien también es ingeniera industrial de la Universidad Nacional de Colombia, agrega que sí hay cosas que los ciudadanos pueden hacer para ayudar (Ver Claves), pero además de consciencia ciudadana es importante que se haga presión a través de las vías legales y políticas a las grandes corporaciones que producen productos contaminantes de forma masiva.

El icopor es otro gran problema sublevado por recientes prácticas masivas en restaurantes de comidas rápidas y en supermercados. “Se dejó de usar vajilla de cerámica y el facilismo los ha hecho servir comida en platos y vasos de icopor”, reitera la ingeniera. “Por eso cuando pida domicilio o salga a comer, no solo exija que no le den pitillo, sino que no le den icopor”, recomienda.

“Hay que pedir a las empresas que dejen de sobreempaquetar sus productos. ¿Para qué envolver las frutas en bandejas de icopor? Ellas ya tienen cubierta natural”, interpela Ospina, quien recientemente volvió del Pacífico, específicamente de Iscuandé, donde la situación es incontrolable.

Revertir estas tendencias es tarea de todos. El icopor, por ejemplo, nunca se biodegrada.

Son tantos los elementos que no se biodegradan o tardan años en hacerlo que ya habitan el océano que Rhiannon Moore, de la iniciativa Ocean Wise, asegura que para 2050, este plástico pesará más que todos los peces del océano.

Es importante de ecologizar la vida personal, sin embargo, Savelli-Soderberg cree que aunque el eco de un consumismo responsablemente ambiental puede ayudar a expiar su culpa, solo los movimientos de masas tienen el poder de alterar la trayectoria de la crisis climática. Esto requiere, dice la ambientalista, que los humanos dejen de pensar como individuos y confíen en el poder de la colectividad. Por ejemplo, la iniciativa para limpiar los océanos Break free from plastic encontró más de 100.000 piezas o porciones de plástico imposibles o muy difíciles de reciclar y más del 65 % correspondían a empaques de productos de grandes corporaciones mundiales.

Cuestione su día a día. Usted también puede ayudar a cuidar el océano, desde su cotidianidad, desde lo simple. Es más, no se le olvide que los peces no son los únicos que se pueden ver afectados: el microplástico está llegando a su plato.

 

FUENTE: http://www.elcolombiano.com/medio-ambiente/icopor-plastico-y-cigarrillos-contaminan-el-oceano-DE9633173 

Read 91 times

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo