` Asoeco | Asociación Ecológica Colombiana, Medio Ambiente, Noticias Ambientales, Radio Online - Noticias Medio Ambiente, Ecología, flora

Log in
updated 8:49 PM UTC, Jun 1, 2017
Reflexiones:
"Dos cosas que me llaman la atención: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de l
"Envenena el río, y el río te envenerará a tí"
"La tierra no es herencia de nuestros padres sino préstamo de nuestros hijos"
"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un
Desconocer la naturaleza es la causa de la desgracia humana»
«El calentamiento global no es una moda, debe ser nuestra preocupación y ocupación actual»
“No podemos dejar que el consumo ilimitado de los seres humanos decida qué suerte correrá
“N podemos dejar q el consumo ilimitado d los seres humanos decida q suerte correrá la nat
Desperdicia hoy. Vive en un desierto mañana.
Puede haber agua por todas partes y ni una gota para beber

A+ A A-

Deforestación seca las ciénagas y pone en peligro los manglares.

La deforestación acelerada de los últimos 200 años está llevando a la desaparición de sistemas cenagosos y a los bosques de manglar, según investigadores de la Universidad Nacional.
Por esta se acelera la deforestación, al llover se arrastran más sedimentos a los ríos, que en el caso de las ciénagas va taponando las entradas y estas mueren. Orlando Rangel y Alexis Jaramillo, del Instituto de Ciencias Naturales, observaron que la tasa de sedimentación ha aumentado en sistemas del Cesar y Córdoba.
Así, en El Sordo, sur del Cesar, es de casi 3 centímetros año, por lo que podría desaparecer en 70 años, mientras que en la ciénaga del Vaquero es de 1,5 centímetros al año, quedándole una vida útil de 200 años. A la de Morales le quedan 200 a 300 años.
Un estudio de la investigadora Yennifer García mostró cómo fue el proceso de formación de la Ciénaga Grande de Lorica desde hace unos 7346 años, llegando a formarse más tarde la ciénaga con presencia de un bosque que fue creciendo, hasta el siglo XVIII, cuando la tendencia se revertió y los árboles comenzaron a caer por la mano del hombre.
Ese fenómeno ha sido observado en las ciénagas Mata de Lata (Ciénaga Grande de Lorica), Vaquero, Juncal, Morales y Costilla, en el sur del Cesar. Mientras, el bosque se mantiene en ciénagas como Castañuelo y Explayao (Ciénaga Grande de Lorica), y Musanda, al sur del Cesar.
El peligro
Con las rápidas transformaciones que se han dado en los últimos 200 años, y las que se proyectan, no solo peligran las ciénagas sino también los manglares.
La colonización de estas comunidades vegetales, dice un informe de la Universidad Nacional, se consolidó entre los siglos VI y XII en varias regiones costeras del país como Neguanje, en el Parque Nacional Natural Tayrona; la laguna de Camarones, en La Guajira; La Caimanera, en Sucre; y Cispatá, en Córdoba. Una de las razones de su surgimiento fue que el nivel del mar subió en estas zonas, donde las condiciones continentales del territorio dieron paso a la influencia marítima.
Sin embargo, la bióloga García señala que la línea del manglar empezó a disminuir en Neguanje hace unos 170 años: “Inicialmente esta situación se podría asociar con un descenso del nivel del mar, pero cabe recordar que en aquella época se incrementó la actividad del hombre, y por lo tanto se empezó a extraer la resistente madera del manglar para la construcción”.
En Antioquia
Como ha mostrado el investigador Juan Felipe Libreros Blanco, de la Universidad de Antioquia, la pérdida del manglar para ganar terrenos para ganadería y para construcciones es severa en la costa de Urabá, con mayor afectación en la zona antioqueña, en donde solo quedan unos manchones de manglar mientras la erosión costera se acelera

FUENTE:  http://www.elcolombiano.com/tendencias/deforestacion-seca-las-cienagas-y-pone-en-peligro-los-manglares-FC7073124 

Los promotores culpan a Medio Ambiente del bloqueo de 500 inversiones.

Unos 500 proyectos urbanísticos están bloqueados por culpa de los retrasos que se producen en Medio Ambiente y en los consistorios de la Región, según dijo ayer el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios (Apirm), José Hernández. En el balance previo a la asamblea general de la organización empresarial, que se celebra hoy, Hernández criticó «la dejadez» de la Administración regional y de los municipios costeros, a los que reprocha que «lleven 30 años sin revisar su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)», lo que impide «desarrollar inversiones turísticas, urbanísticas y del sector servicios, que generarían riqueza y empleo».

José Hernández atribuye el retraso en la tramitación burocrática al temor de los técnicos a verse «imputados» en los casos de corrupción urbanística que están llegando a los tribunales, una queja que los empresarios del sector inmobiliario vienen planteando desde hace años, dado que los plazos de tramitación burocrática no llegaron a acortarse con la crisis, a pesar de que el volumen de trabajo se redujo de forma drástica tanto en los ayuntamientos como en la Comunidad Autónoma. Las empresas reclaman «unas reglas del juego claras y con garantías», que permitan actuar «con rigor y no por meras suposiciones».

Para evitar las reservas que plantean los funcionarios a la hora de poner su firma a los nuevos proyectos urbanísticos, el presidente de Apirm propone que los procesos judiciales originados por la gestión urbanística salgan de la jurisdicción «penal y se tramiten por la vía de lo contencioso». José Hernández se lamentó de que el bloqueo que se está produciendo en la tramitación burocrática «paraliza el desarrollo urbanístico, frenando tanto el sector de la vivienda como el turístico y de segunda residencia, además de la creación de empleo».

Como ejemplo, citó una promoción de 140 viviendas en Playa Honda, una población del Mar Menor cercana a La Manga, en la que se pretende construir en «un suelo urbano y ya urbanizado, que incluso tiene farolas. Sin embargo, el técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cartagena lo ha mandado a Medio Ambiente de la Comunidad» para que emita un nuevo informe, que considera innecesario.

También aludió a un proyecto de construcción de chalés en La Manga Club «con un precio cercano al millón de euros, cuya venta no se puede cerrar».

José Hernández demanda a la Comunidad y a los consistorios de la Región que establezcan unas pautas claras para que los funcionarios sepan a qué criterios atenerse y no tengan que realizar consultas previas antes de dar cada paso.

También es partidario de que se implante en la construcción la ´declaración responsable´ que contempla la Ley de Simplificación Administrativa para la apertura de negocios e instalaciones industriales, una norma que ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional, aunque por ahora no está suspendida.

Considera que cuando una empresa tiene una parcela en suelo urbanizable y están reguladas las posibilidades de edificación, carece de sentido «esperar seis meses una autorización». Se quejó igualmente de que las trabas burocráticas están limitando las posibilidades de «desarrollo urbanístico y turístico» en un momento en el que deberían apostar por «la recuperación sostenible» que, a su juicio, debe conseguir el sector inmobiliario.

José Hernández también criticó «la total dejadez y pasividad de los Ayuntamientos costeros, a los que acusa «de llevar 30 años sin revisar el PGOU», algo que «no acompaña» al sector, sino que supone «una total pasividad hacia su reactivación». Se queja de que la falta de diligencia de los consistorios se traduce en «una paralización», no solo en el ámbito de la vivienda y las segundas residencias, sino también en la creación de nuevas plazas hoteleras y del sector turístico.

En su opinión, en estos municipios y, especialmente, en los que se encuentran en el litoral del Mar Menor, «hace falta un planeamiento supramunicipal» en el que se implique la Administración regional para que se pueda dar «un desarrollo coherente» a lo largo de toda la costa. La comunidad Autónoma debería penalizar a los ayuntamientos que no están siendo capaces de desarrollar sus planes urbanísticos con el fin de dar mayor seguridad jurídica a los promotores y a los propietarios».

Hernández ha señalado que "hay que corregir errores del pasado" y dar más agilidad también a las tramitaciones medioambientales, ya que, según ha lamentado, numerosas promociones con todas las licencias aprobadas están pendientes de esos expedientes medioambientales.

Propuesta Creen que deberían "delegarse" las competencias

Los promotores inmobiliarios proponen que «se deleguen las competencias de Medio Ambiente entre varias consejerías» para agilizar el trabajo de este departamento, que en este momento está adscrito a la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente El presidente de Apirm, José Hernández, asegura que existe «una imperiosa carencia de personal», dado que «tres o cuatro técnicos» deben atender el medio millar de expedientes acumulados, lo que produce «el colapso».

FUENTE:  http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2017/06/27/promotores-culpan-medio-ambiente-bloqueo/840806.html 

México usa drones para proteger a la casi extinta vaquita marina

Ante el alto riesgo de que desaparezca del planeta la vaquita marina, las fuerzas armadas de México iniciaron un operativo con drones para protegerla de los pescadores que violan las restricciones en su hábitat, como la de la pesca de la totoaba.

Las nuevas patrullas aéreas de la secretaría de la Marina Armada de México comenzaron el jueves a sobrevolar la parte más norteña del Golfo de California, el único sitio del mundo donde nace, vive y se reproduce la vaquita marina o marsopa, un tipo de cetáceo conocido también como el "panda mexicano" por el anillo oscuro que rodea sus ojos.

"Este sistema de vigilancia tiene la finalidad de contribuir a la recuperación de la población de la vaquita marina y efectuar actividades contra la pesca furtiva del pez totoaba, así como apoyar el desarrollo y bienestar de las comunidades costeras del Alto Golfo de California", dijo el jueves en un comunicado la secretaría de Medio Ambiente, que entregó los drones a la secretaría de Marina Armada.

En total son tres los drones, que están armados con cámaras de alta resolución.

Tan sólo quedan alrededor de 60 vaquitas marinas en el norte en esa zona, según un estudio de diciembre del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIVRA).

Su población se ha visto mermada al quedar atrapada en redes de enmalle usadas para pescar camarones, tiburón y totoaba.

Pero los expertos coinciden en que el principal factor que amenaza a la vaquita marina es la pesca nocturna e ilegal de la totoaba, cuya vejiga natatoria seca tiene gran demanda en el mercado negro de China y es contrabandeada a través de Estados Unidos.

La totaba es un pez que también está en peligro de extinción, y mide casi lo mismo que la vaquita marina, 1,5 metros.

El gobierno prohibirá de forma permanente a partir de septiembre el uso de redes de enmalle para pescar camarones.

Otros dos tipos de redes para pescar tiburón y corvina están prohibidos hasta 2017.

La organización ecologista internacional Sea Shepherd considera que la única forma de salvar a la vaquita marina es prohibiendo todo tipo de pesca en el polígono de protección de su hábitat de 11.000 kilómetros cuadrados, porque hasta ahora la vigilancia para interceptar pescadores furtivos no ha sido eficaz.

El sistema de vigilancia denominado "Arcturus T-20" va "a permitir estar día y noche garantizando que el nuevo polígono que se determinó para cuidar a la vaquita no se vea afectado por actividades ilegales", concluyó el comunicado.

FUENTE:  http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/mexico-usa-drones-proteger-casi-extinta-vaquita-marina-articulo-646311 

¿Por qué bailan las abejas?

La producción de miel de las abejas hace sombra a las cadenas de fabricación de coches. Todas las obreras son empleadas del mes, y el trabajo en equipo es la clave del éxito. Su extraordinaria coordinación, cooperación y colaboración son sin duda el resultado de una buena comunicación. Para ello, qué mejor que bailar.

Aristóteles se quedó con la miel en los labios cuando observó trabajar a las abejas. Quiso saber más, pero a falta de evidencias, especuló. El filósofo creía que la miel tenía un origen celeste, que caía de más allá de la atmósfera sobre las hojas y las flores, y de allí era recogida por las abejas. En realidad, las obreras recolectan el néctar de las flores que, más tarde, es transformado en miel en la colmena. Más acertado estuvo cuando sospechó que las abejas, para organizarse, se debían comunicar entre sí de alguna manera.

Cuando las exploradoras descubren una fuente de comida, regresan a la colmena. Poco después, un grupo de recolectoras vuela directamente hacia las flores sin necesidad de guía. Antes de partir, no obstante, han visto bailar a las exploradoras. Como si de una danza tribal se tratara, la coreografía está llena de significados. En ella hay información para que las abejas puedan encontrar la comida por su propia cuenta. Fue el etólogo austriaco Karl von Frisch quien, a principios del siglo XX, descifró este curioso baile.

Para Karl von Frisch, contemplar la naturaleza era algo irresistible: “Nací con amor hacia el mundo animal y el placer de observar sus impulsos vitales”, decía. Descifrar el baile de las abejas fue una motivación al largo de su vida. Gracias a ello, se escabulló de los nazis, que descubrieron que Von Frisch tenía una abuela judía y quisieron echarlo de la universidad. Sin embargo, como las abejas polinizan cultivos valiosos, los nazis consideraron que su trabajo era importante para el suministro de alimentos. Al final, se le permitió continuar con la investigación e incluso recibió fondos del Estado.

No le hicieron falta grandes utensilios ni material sofisticado, solo el don del buen observador. Se percató que si las flores están a más de 150 metros de la colmena, las exploradoras bailan realizando una figura en forma de ocho: primero van en dirección recta, después hacen un semicírculo, otra vez rectas y finalizan con otro semicírculo. En la fase rectilínea, la abeja mueve el abdomen vigorosamente de lado a lado. Cuando más lejos está el alimento, más dura el meneo. No obstante, conocer la distancia no es suficiente, falta saber la dirección.

Una obrera realizará un baile perpendicular el techo del panal, si el alimento está en la misma dirección que el Sol. Si las flores están, por ejemplo, a 40 grados a la izquierda del Sol, el baile será ejecutado 40 grados a la izquierda de la vertical del panal. Las bailarinas transponen el ángulo solar a un ángulo gravitacional. En conclusión, el ángulo que adopta la abeja, con relación a la vertical del panal, representa el ángulo que se forma entre la fuente de alimento y la posición del Sol, siendo la colmena el vértice. La dirección del baile va cambiando con el movimiento del Sol, al largo del día y las estaciones.

Estos y otros descubrimientos le valieron el premio Nobel a Karl von Frisch en 1973. Aun así, nunca se libró de críticas y controversia. Varios científicos, entre ellos el profesor Adrian M. Wenner, tienen una idea diferente sobre las abejas. Wenner cree que el baile no indica la ubicación de una fuente de alimento, sino que los olores florales en el cuerpo del recolector son la clave principal que permite reclutar más abejas en búsqueda de néctar y polen. La realidad biológica probablemente se encuentra en algún lugar entre estas dos teorías.

Las ideas y experimentos de Karl von Frisch inspiraron a otros científicos a comprometerse con las cuestiones relativas a la comunicación animal. Investigadores de todo el mundo empezaron a estudiar el lenguaje de los monos, de las aves, de los cetáceos… Durante muchos siglos, la comunicación había sido dominio exclusivo de los seres humanos, hasta que von Frisch estudiando a simples abejas desdibujó, como tantos otros, la frontera entre el Homo sapiens y el resto de animales.

FUENTE: http://elpais.com/elpais/2016/07/06/ciencia/1467818978_212243.html 

Parásitos: cuando vivir del otro es adecuado

La población rural de Minnesota, al norte de Estados Unidos, estaba estupefacta. No era para menos: en los humedales locales no paraban de aparecer ranas de una, una y media, tres o cuatro patas.

Frente a la aparente epidemia, las autoridades estatales crearon una línea telefónica para que las personas llamaran y reportaran avistamientos del fenómeno. El número recibió cientos de llamadas de 54 de los 87 condados que componen el estado.

Era octubre de 1996. A pesar de que malformaciones en las extremidades de animales ha habido siempre, los científicos no encontraban explicación para el considerable número de casos. Comprensiblemente, el tema preocupaba a las autoridades. Una noticia del New York Times de la época cita a David Hoppe, un investigador contratado por el estado, diciendo: “es razonable asumir que si existe una sustancia externa que influencia el desarrollo de los anfibios, podría afectar el humano”.

Los años pasaron y los investigadores comenzaron a considerar que las ranas podían estar desarrollando estas modificaciones de manera natural, tal vez mediante la acción de otro animal: un parásito.

En una entrada de su blog en National Geographic, el periodista Carl Zimmer narra el resto de la historia: con el tiempo se descubrió que el fenómeno estaba relacionado con un gusano llamado Ribeiroia ondatrae, y que no había relación con algún tipo de contaminante que pudiera afectar a los humanos.

Sin embargo, el hecho no terminó ahí. Estudios posteriores sobre el tema hallaron que el incremento de ranas infectadas podía estar relacionado con factores humanos: el aumento de los pesticidas y la pérdida de biodiversidad, por mencionar dos. En ese sentido, aunque el gusano que produce la infección no afecte a los humanos, nuestras acciones sí tienen incidencia sobre él.

El estudio de este caso y el de otras relaciones (parasitarias o no) entre los animales significa tanto una forma de comprender nuestro impacto en el ecosistema como el mundo animal.

A modo de ejemplo está la neurocisticercosis, una enfermedad parasitaria que afecta a los humanos y puede producirles epilepsia crónica.

Es producida por la larva de la tenia o solitaria, que tiene como huésped definitivo a los humanos, y como intermediario a los cerdos.

Aunque a ellos no les crecen patas adicionales.

La cucaracha zombi

Más que una necesidad insaciable de carne humana, las especies de cucarachas picadas por la familia de avispas Ampulicidae se vuelven zombis porque pierden su voluntad y control de sí mismas. Para reproducirse, este tipo de avispa pica a una cucaracha una primera vez para paralizar sus patas frontales, y luego aprovecha su quietud para propinar una segunda y certera picadura en un punto específico de su cabeza, donde una serie de neurotoxinas inhiben su respuesta inicial frente a una amenaza: la necesidad de escapar. Una vez está atontada, la avispa corta media antena a la cucaracha y usa la restante como “correa” (en la foto lo hace una Ampulex compressa) para guiarla a una madriguera preparada con anterioridad. En otras condiciones, la avispa no podría arrastrar su cuerpo. Ahí, el insecto deja un huevo dentro del abdomen de la cucaracha y sella la entrada del agujero. El huevo demora tres días en eclosionar hasta que la larva sale de éste y comienza a alimentarse de su hospedero. De adentro hacia afuera la avispa en formación comienza a devorar a la cucaracha y secreta una mezcla de antibióticos para impedir que esta muera por una infección. Una vez está preparada, la larva crea un capullo dentro del cuerpo de su huésped, que muere en este punto. La ahora avispa sale del capullo y del cuerpo de la cucaracha, escapa de la madriguera y está lista para comenzar su vida. ¿Por qué estudiar los complejos mecanismos de este insecto? Además de la peculiar forma de encontrar un portador para su larva, que da hasta para una película de ciencia ficción, los diferentes miembros de esta familia de avispas logran manipular el cerebro de las cucarachas de formas diferentes: la mayoría realiza las dos picaduras, pero aún está por investigarse la diferencia entre los químicos que inyectan. Sumado a esto, los antibióticos usados para evitar que su huésped sufra una infección son efectivos contra bacterias como la serratia, que también se encuentra en los hospitales y pueden infectar a los humanos.

Ranas de cuatro patas

Las distintas etapas del ciclo de vida del gusano plano Ribeiroia ondatrae son igual de llamativas. Primero, el gusano parasita a un caracol y comienza a alimentarse de su tejido reproductivo. Esto deja al caracol estéril. El parásito se desarrolla durante seis semanas, cuando la segunda etapa del gusano sale del caracol y nada mientras busca su próximo hospedador, el organismo que lo alojará. Así es como llega a los renacuajos de diversas especies de ranas (algunas son más susceptibles a sus efectos) y se aloja en sus patas, que todavía están en formación. Dentro de ellas el gusano altera el crecimiento normal de las extremidades, dejando a unas ranas con tres, cuatro y hasta más patas, y a otras con apenas un muñón. Aunque la forma mediante la cual el ribeiroia logra esto es todavía desconocida, algunos estudios apuntan a que el gusano afecta los niveles de ácido retinoico, relacionado con el crecimiento y desarrollo de ciertos seres vivos. Una vez está en la extremidad en crecimiento, los niveles de este compuesto de la vitamina A disminuyen en el resto de la rana, y se disparan hasta un 70% en el miembro en crecimiento. Esto indica, para algunos científicos, que el gusano inyecta a la rana con el ácido.

¿Para qué las patas adicionales? Los anfibios con estas modificaciones tienen más dificultades para atrapar su presa, nadan más lento y saltan distancias menores. En otras palabras, son más vulnerables a los depredadores. Así, aves como la garza atrapan con más facilidad a la rana. El destino final del ribeiroia es el tracto gastrointestinal de estos pájaros, al que se adhieren y donde se convierten en adultos. Una vez ahí se ponen sus huevos, que terminan en las heces del ave, y el ciclo comienza de nuevo. Cabe resaltar que, aunque podría parecerlo, las patas adicionales o mutiladas de las ranas no son una mutación, pues el efecto del parásito no modifica sus genes. Asimismo, el ribeiroia no es el único culpable de este fenómeno.

Lengua prostética

Para ciertas personas, la mera apariencia de los isópodos, un orden de los crustáceos, es motivo de repugnancia. Algunos parecen un chinche gigante, acorazado y con múltiples patas, y ciertas especies pueden crecer hasta casi un metro de largo. La Cymothoa exigua no es una excepción al caso. Estos isópodos parasitarios entran a un pez a través de sus branquias y, mientras que los machos se quedan en las agallas, las hembras continúan su camino hasta llegar a su lengua. Ahí, este “piojo acuático” se ubica en la base de la lengua y cercena los vasos sanguíneos que la comunican con el resto del pez. Entonces, succiona sangre hasta que alrededor del 90% del órgano se seca y muere. Una vez se cae la lengua el crustáceo se adhiere al muñón restante con sus patas, que funcionan como ganchos, y comienza a servir como una prótesis. El pez continúa su vida y puede alimentarse con normalidad y el parásito se nutre de la sangre que todavía llega a la base del músculo y de la mucosa de la boca. También, se estima que los machos sujetos a las agallas se desplazan a la lengua para reproducirse con la hembra y luego retornan a su punto de partida.

Un artículo de la edición de agosto de 1983 de la revista científica Copeia, que denotaba el hecho, aseveraba que era el primer caso conocido donde un parásito remplazara por completo una estructura del cuerpo de su hospedero. El pez puede continuar su vida con regularidad y, al morir, la Cymothoa exigua se desprende de su lengua y sale de su cuerpo. Otro asunto llamativo de este animal es que es un hermafrodita protándrico. Esto quiere decir que es un organismo que tiene órganos reproductivos de ambos sexos, y que se desarrolla inicialmente como macho, y después es posible que se convierta en hembra. Según un video de la serie de divulgación científica, Nova, este proceso de cambio de sexo comienza una vez el isópodo ingresa por primera vez al pez a través de las agallas. No hay evidencia de que la cymothoa represente un peligro para los humanos.

FUENTE: http://www.elcolombiano.com/

  • Published in Fauna

Hallan un nuevo género de ‘euforbiáceas’ tras 100 años mal clasificado

Las Euphorbiaceae, familia a la que pertenece Karima, constituyen una de las más cosmopolitas del reino vegetal ya que sus especies, que abarcan una gran diversidad de formas de vida -hierbas, suculentas, cactiformes, arbustos, lianas y árboles-, se distribuyen entre unos 300 géneros y alrededor de 6.300 especies repartidas en todo el mundo.

Famosas dentro de esta familia son la Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima), el ricino (Ricinus officinalis), la mandioca o yuca (Manihot esculenta), así como también especies vinculadas a la industria como el caucho (Hevea brasiliensis) y utilizadas en la alimentación animal y la producción de biodiesel (Croton megalocarpus).

El equipo está formado por dos investigadoras del Real Jardín Botánico de Madrid, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ricarda Riina y Patricia Barberá, tres del Royal Botanic Gardens de Kew (Inglaterra), Martin Cheek, Gill Challen y Hannah Banks, y un científico del Herbario Nacional de Sierra Leona, Aiah Lebbie.

“Pese a que el análisis de la morfología externa, la estructura de los granos de polen, los datos de secuencias de ADN y la distribución geográfica ha permitido distinguir este nuevo género, Karima, y ubicarlo en la misma subfamilia del género Croton (subfamilia Crotonoideae), los datos filogenéticos indican que Karima no está estrechamente relacionado con el género Croton, bajo el que clasificó anteriormente (Croton scarciesii)”, explica Riina.

Un error centenario

Karima scarciesii, hasta ahora la única especie conocida del género, fue recolectada recientemente durante la evaluación de impacto ambiental del proyecto Bumbuna-Yiben, una presa hidroeléctrica situada en Sierra Leona.

Paralelamente, las investigadoras Ricarda Riina y Patricia Barberá, durante los trabajos de revisión del género Croton para África, observaron que la especie Croton scarciesii poseía una morfología externa que se alejaba mucho de las características típicas del género Croton.

Así vieron la luz el nuevo género y su especie Karima scarciesii, que había permanecido escondida durante 120 años bajo el género equivocado.

“A pesar de los numerosos aportes derivados de estudios filogenéticos y taxonómicos recientes, nuestro hallazgo pone de manifiesto que la clasificación de la familia Euphorbiaceae sigue siendo problemática, especialmente a nivel de géneros”, han concluido las investigadoras del Real Jardín Botánico de Madrid, quienes han recordado que “además, hay todavía muchas especies por describir y tal vez algunos géneros más por descubrir”.

FUENTE:  http://www.efeverde.com/ 

  • Published in Ciencia

La capa de hielo invernal del Ártico alcanza otro mínimo histórico

Cada año, la capa de agua de mar congelada que flota en la superficie del océano Ártico y sus mares vecinos se derrite durante la primavera y el verano y vuelve a crecer en los meses de otoño e invierno, alcanzando su punto máximo anual entre febrero y abril.

Sin embargo, el 24 de marzo, la NASA registró un mínimo histórico de la extensión del hielo marino en el Ártico, alcanzando los 14,52 millones de kilómetros cuadrados, la cifra más reducida desde que comenzaron los registros por satélite en 1979.

Se trata de un mínimo levemente inferior al registrado en el anterior récord, producido el año pasado, y que alcanzó los 14,54 millones de kilómetros cuadrados; de hecho, los 13 máximos más pequeños en los registros por satélite han ocurrido en los últimos 13 años.

Reacción en cadena

Este mínimo ha venido precedido, además, por los picos de altas temperaturas producidos en los meses de diciembre, enero y febrero en todo el mundo y en el Ártico.

De hecho, según uno de los expertos del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Walt Meier, “el calor atmosférico probablemente contribuyó a este descenso, con temperaturas de hasta 6 grados centígrados por encima de la media en los bordes de la bolsa de hielo marino, donde es más delgada”.  

Aunque los patrones de viento en el Ártico durante enero y febrero también adversos para el crecimiento del hielo porque trajeron el aire caliente desde el sur y frenaron la expansión de la cobertura de hielo, lo que probablemente va a jugar un papel más importante en la evolución futura de la extensión máxima del Ártico es el calentamiento de las aguas oceánicas.

Un descenso creciente

“Es probable que sigamos registrando mínimos en un futuro, porque, además de un ambiente más cálido, el mar también se ha calentado” ha indicado Meier, quien recuerda que “esto no permitirá que el borde del hielo se amplíe hasta el sur como solía”.

Desde 1979, esa tendencia ha dado lugar a una pérdida de la capa de hielo marino en invierno de más de 1.605.700 kilómetros cuadrados, el doble del tamaño de Texas (EE UU).

“Aunque el alcance máximo del hielo marino puede variar mucho cada año porque depende de las condiciones climáticas del invierno, estamos viendo una tendencia descendente significativa, y que en última instancia está relacionada con el calentamiento de la atmósfera y los océanos”, ha concluido Meier.

FUENTE: http://www.efeverde.com/ 

Vea el ‘antes’ y después’ de algunos glaciares

El año pasado fue el más cálido desde que se tienen registros (1880). Ese calentamiento tiene consecuencias y una de las más visibles es la manera en que los glaciares están retrocediendo en todo el planeta.

Este gráfico, realizado a partir de cifras del Observatorio Mundial de Glaciares (WGMS, por sus siglas en inglés), refleja cómo cada año el espesor de los glaciares ha ido reduciéndose en comparación con el tamaño que tenían en 1945. El gráfico representa la ganancia o pérdida de masa de 37 glaciares de referencia que han sido medidos constantemente en las últimas décadas alrededor del mundo. Los datos negativos reflejan pérdidas netas de hielo y nieve comparado con 1945.

De acuerdo a la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA), los glaciares han ido perdiendo volumen en todo el mundo al menos desde 1970 y la velocidad a la que se están derritiendo aparentemente se ha acelerado en la última década. Un proyecto del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) para documentar estos cambios mediante fotografías refleja de manera dramática cómo en pocos años estas grandes lenguas de hielo han ido retrocediendo. Mueve la barra vertical para ver el antes y el después.

 

Fuente: http://www.ecoticias.com/ 

Subscribe to this RSS feed

23°C

Bogotá - Colombia

Partly Cloudy

Humidity: 44%

Wind: 19.31 km/h

  • 24 Mar 2016 25°C 13°C
  • 25 Mar 2016 27°C 13°C
Radio Online Asoeco - Bioambiente Stereo